Cuatro farmacias gallegas implicadas en una red de tráfico de medicamentos

0
135

 

images farmacia

 

Unas 50 farmacias estarían implicadas en la venta de medicamentos  (sobre todo de Navarra, País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Madrid, Cataluña y Aragón)  a esta red, de forma ilegal, camuflándolos como productos de parafarmacia, que luego comercializaba a precios más altos, en países europeos. La mayoría eran fármacos empleados en patologías crónicas del tipo leucemia, epilepsias o párkinson. En Galicia, según informó la Guardia Civil, eran cuatro las oficinas de farmacias las que colaboraban en esta trama.

En la operación, conocida como ‘Caduceo’, se han intervenido más de 12.000 envases de medicamentos por valor de 300.000 euros y  163.000 euros en metálico. Por el momento hay dos personas detenidas, que eran los cabecillas de la trama, y otras 13 imputadas.

Los detenidos están acusados de delito contra la salud pública, contra la hacienda pública, blanqueo de capitales e insolvencia punible, mientras que las farmacias implicadas recibirán una sanción administrativa que podría oscilar entre los 90.000 y el millón de euros.

No obstante, la directora general de la AEMPS, Belén Crespo, reconoce que están trabajando con el Ministerio de Justicia para endurecer el Código Penal y que esta práctica pueda considerarse como delito penal, ya que podría haber más establecimientos realizando esta actividad.

La investigación se inició en julio del año pasado en Navarra, según  Policía Judicial de la Guardia Civil en esta comunidad, tras la denuncia presentada por una oficina de farmacia a la que le habían encargado por teléfono un pedido considerable de determinados fármacos.

Meses más tarde localizaron una empresa declarada como almacén mayorista de medicamentos con sede en Alboraya (Valencia), que era la que se encargaba de contactar con oficinas de farmacia de toda España. Además,  los medicamentos  se catalogaban como productos de parafarmacia, ya que la tipificación de IVA era mayor a la que realmente le correspondía (la venta de medicamentos es del 4%, mientras que el de parafarmacia es de 10%).

De esta forma, las farmacias implicadas, a la hora de pedir la devolución de IVA, obtenían un incremento de ganancias además de la comisión acordada por la venta de estos productos. Los paquetes que contenían los medicamentos se camuflaban en embalajes  similares a los de suavizantes o colonias y enviadas mediante empresas de paquetería, sin tener en cuenta las medidas de conservación necesarias.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here