Todo es moda para el próximo verano, pero si tienes flores mejor

0
121

 

080

080 BARCELONA: Decir que “todo es moda para el próximo verano, pero que si tienes flores, mejor”, resume la disparidad de tendencias, diseños, colores y líneas que los diseñadores han presentado hasta ahora en el 080 Barcelona

La jornada de hoy ha empezado con flores, en la moda infantil de Bóboli y CND by Cóndor, y ha terminado con Custo, con una primicia de la colección que presentará en septiembre en Nueva York, en la que no faltan color ni flores, aunque sean gráficas, muy en el ADN de la firma.

Custo, que ha ofrecido un magnífico desfile, ha convertido hoy en protagonista a Vanesa Esclapez, modelo ocasional de la firma, una joven alicantina de 30 años que trabaja en Ibiza y que desde los 18 años se viste casi exclusivamente de esta marca.

Según ha explicado a Efe, estaba trabajando en Ibiza hace unas semanas cuando le preguntaron si el vestido que llevaba era de Custo y al contestar que sí le comentaron que el diseñador estaba en el establecimiento y que si quería le podía saludar.

Ha relatado que lo primero que hizo al verlo fue enseñarle las docenas de fotos en las que aparece vestida con sus prendas y que el mismo Custo se quedó impresionado por lo fiel que era a la marca, enseguida, y como reconocimiento, le propuso desfilar en la pasarela del 080.

Vanesa Esclapez ha realizado su cometido casi como una profesional porque había hecho pinitos como modelo y el físico le acompaña.

Flores, pero esta vez con reminiscencias japonesas, “sakura”, como se llama a la flor del cerezo, ha sido el motivo de los estampados de la colección de Josep Abril.

Algodones muy agradables, bonitas y llevaderas camisas y pantalones bien cortados, han conformado una colección muy Abril, que ha tenido como toque original las alpargatas sin puntera que se ponen sobre calcetines con estampados “sakura”.

Abril, todo un clásico en los desfiles, recibió el premio a la mejor colección otoño/invierno 2014-15 en la edición de enero del 2014 de la 080 Barcelona Fashion, y triunfa también en sus trabajos de vestuario para la ópera “Madame Buterfly” puesta en escena por La Fura dels Baus en la Opera House de Sydney, y de la ópera “Fliegende Holländer”, en la ópera de Lyon.

La firma Naulover, especialista en punto para señoras de cierta edad, ha presentado un estallido floral en punto, seda, viscosa y rayón, líneas rectas, y suaves colores primaverales mezclados con otros más vivos.

Who, la marca creada por Laia Roca en el año 2000 ha subido a la pasarela vestidos sutiles en tonos liso, blanco, beige, arena, y azules, en tejidos muy ligeros y con guiños transparentes.

Yerse ha puesto el toque más deportivo a la pasarela con una propuesta en la que ha jugado con texturas tecnológicas y telas frescas.

Muy dispar, pero con algunos vestidos acertados, más para primavera que para verano, ha sido la colección de Lebor Gabala, en la que también ha habido flores de inspiración oriental que quedan muy bien en faldas hasta la rodilla y combinadas con una rebeca son un acierto seguro.

Miriam Ponsa, en un homenaje a las “mujeres mula” que pasan mercancías entre España y Marruecos, hasta 80 kilos dos o tres veces al día por 5 euros en cada pase, ha querido reflejar esta circunstancia con una colección en la que han abundado los bolsos, bolsas y chalecos y prendas inspiradas en estas mujeres.

Colores del desierto, tejidos de algodón ecológico cultivado en Andalucía, y tejidos con minitroquelados de inspiración arabesca ha sido la materia prima de los pantalones, camisas y vestidos que han desfilado.

Txell Miras ha sido la más original de la pasarela, muy en su línea, y con la novedad de salirse del negro y el blanco e incorporar el color beige. Ha empleado neopreno para chaquetas y coulottes, y sedas y algodones para las camisas y camisetas. Déborah Hap. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here