Condena de 300.000 euros por confundir un ictus con una gastroenteritis

0
406
Audiencia Provincial de Madrid. Fuente: Twitter

Madrid, 24 abr (EFE).- La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a la aseguradora del Servicio Madrileño de Salud (Sermas) al pago de una indemnización de 296.828 euros por un error de diagnóstico del Summa 112 al confundir un ictus con una gastroenteritis, provocando a una paciente una minusvalía del 85%.


 

En una sentencia del pasado 5 de marzo, la Sección Octava de la Audiencia estima parcialmente un recurso de apelación contra un auto del Juzgado de Primera Instancia número 92 de Madrid que desestimaba la demanda de la paciente afectada, la cual reclamaba al Sermas una indemnización de 1,33 millones de euros por los daños sufridos.

El 10 de diciembre de 2012, la paciente comenzó a presentar calambres en la mano, dolor de cabeza en zona temporal, dolor de cuello, mareo y náuseas, además de agitación, siendo requerida la asistencia del Summa 112.

El médico que atendió en el domicilio no consideró que estos síntomas podían corresponderse con un ictus y no siguió el protocolo que obligaba, ante cualquier duda, a enviar a la paciente a una Unidad de Ictus, dejándola en casa con el diagnóstico de gastroenteritis.

«El error ha privado a la paciente de la oportunidad de anticipar un tratamiento que hubiera podido incidir favorablemente en la evolución del padecimiento y en las secuelas que actualmente sufre», según la sentencia a la que ha tenido acceso Efe.

La evolución del ictus hizo que se requiriese de nuevo la intervención del Summa 112, diagnosticándose en esta segunda ocasión que se trataba de un ictus, pero las horas transcurridas provocaron una minusvalía de carácter muy grave.

En España se producen más de 120.000 ictus al año, de los cuales un 25% no son detectados porque los familiares no conocen los síntomas o por negligencia dentro del sistema sanitario, siendo la primera causa de muerte en mujeres y causa de numerosas minusvalías, según el letrado de paciente, Fabián Carosso. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here