Promotora del edificio derrumbado eligió a la constructora TYGMA por su experiencia TYGMA asegura que sus obreros no causaron el derrumbe de edificio de Madrid

0
221
El derrumbe se produjo el 22 de mayo durante unas obras para reformar el edificio y convertirlo en viviendas de lujo.

viamadridtv.es- (EFE).- Richelieu Developments, responsable de la promoción de 27 viviendas de lujo en el edificio que se desplomó en Madrid con dos muertos, se define como “una gestora que representa a la propiedad” y explica que tanto la constructora como el estudio de arquitectura se eligieron por “su experiencia” en proyectos similares.

 

Así lo ha manifestado a Efe la promotora, que ha retirado ya de su web toda la información relacionada con las viviendas de lujo en el inmueble del distrito de Chamberí que se vino abajo causando la muerte de dos personas: “Dado el trágico siniestro acaecido en el edificio de la calle General Martínez Campos 19, se ha suspendido cualquier actividad relacionada con este proyecto”, reza la web.

Fuentes de la promotora han explicado que Richelieu “no tiene las llaves del lugar de la construcción, ya que simplemente representa a la propiedad” y actúa en calidad de “gestora”.

Tras aparecer los cadáveres de los dos desaparecidos, “nuestra prioridad es el respeto a los fallecidos y a sus familiares. Además, se han iniciado investigaciones de distinto carácter y, en algún momento, seguro que encontrarán la causa del siniestro”, han añadido.

Obviamente, “estamos muy interesados en conocer qué ha pasado. Una vez que se sepa, se podrán delimitar responsabilidades. Para nosotros es importante, porque confiamos en estas investigaciones, no caer en especulaciones”, agregan desde Richelieu.

Como “representantes de la propiedad” y siendo “parte afectada”, afirman estar “muy pendientes de los resultados de estas” y no quieren “precipitarse haciendo juicios antes de conocer qué ha pasado”.

 

Sobre su vinculación con el grupo Rockfeller, aseguran que “es muy remota”, ya que Richelieu es “una promotora local, de Madrid”, aunque reconocen que “tienen a un grupo de inversión detrás”.

 

La propiedad, como se hace siempre en unas obras de esta envergadura, explican, hizo una licitación de las obras de rehabilitación integral y concurrieron “una decena de empresas constructoras que se postularon” para el proyecto.

Las participantes fueron “puntuadas en función de su experiencia, su actividad y las obras similares” que habían realizado. Tras “un largo proceso”, la constructora Aldesa ganó el concurso y ha sido contratada para desarrollar el proyecto.

A su vez, Aldesa reconoció en declaraciones a Efe, que había subcontratado a las empresas Tygma y Tepuy, algo que se considera relativamente habitual entre constructoras, aunque Richelieu se declara al margen de este tipo de prácticas.

“La dirección facultativa del proyecto es responsabilidad del estudio de arquitectura, mientras que la responsabilidad sobre las dos empresas subcontratadas es, obviamente, de la constructora principal, Aldesa”, que ha resultado ganadora del contrato.

A su vez, el estudio de Arquitectura que realizó del proyecto, el cual cuenta con ingenieros propios, fue elegido “por su experiencia en rehabilitaciones de edificios clásicos en el centro de Madrid”, en concreto en el desarrollo de siete proyectos similares, según la promotora. EFE

 La empresa TYGMA, con sede en Malpartida de Plasencia (Cáceres) ha asegurado que las labores que estaban ejecutando sus obreros en el edificio que se vino abajo el martes en Madrid, “en ningún momento han sido los causantes del siniestro ocurrido”.

En un comunicado, la subcontrata ha afirmado que “cumple en su totalidad” con las obligaciones en materia de seguridad y salud laboral recogidas en la ley y que se encuentra al día con todas las administraciones públicas.

Además, ha subrayado que todos los empleados que se encontraban en la obra del número 19 del Paseo General Martínez Campos “contaban con formación específica y con todos los medios necesarios para los trabajos que estaban realizando en la obra”.

De igual forma, TYGMA han destacado que en todo momento están colaborando con las autoridades y “que seguirán haciéndolo para esclarecer lo ocurrido, así como para poder depurar responsabilidades al efecto”.

TYGMA ha informado de que, paralelamente, ha abierto una investigación interna dentro de sus procesos habituales de cumplimiento y control.

“Nuestra empresa es una empresa familiar, que lleva 25 años operando en el sector de la construcción, de la cual viven muchas familias extremeñas, y entendemos que cualquier tipo de especulación como las vertidas interfiere en la misma de forma negativa, tanto en nuestra imagen como en la investigación abierta”, ha subrayado.

Por último, TYGMA ha señalado que “ha mostrado y seguirá mostrando sus condolencias, el apoyo y la ayuda necesaria a los familiares de nuestro trabajador Jose María Sánchez”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here