Comunidad aumentará las plazas residenciales para víctimas de violencia

0
201

 

Madrid, 14 jun (EFE).- La Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid está trabajando para aumentar el número de plazas residenciales de media y larga estancia para víctimas de violencia de género y sus hijos, según fuentes del Departamento que dirige Dolores Moreno.

Como ha adelantado la Cadena Ser, en una respuesta al diputado de Podemos Pablo Padilla, el Gobierno madrileño precisa que el porcentaje de denegaciones de traslado de mujeres víctimas de violencia de género de centro de emergencia a centro de acogida fue del 6 por ciento en 2015, del 18 por ciento en 2016 y del 27 por ciento en 2017.

En el texto, el Ejecutivo regional reconoce que la Dirección General de la Mujer recibió 67 informes en 2015, 88 en 2016 y 99 en 2017 recomendando el traslado de mujeres víctimas de violencia de género de un centro de emergencia a una casa de acogida.

Los centros de emergencia ofrecen a las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos alojamiento seguro e inmediato, manutención y otros gastos, con carácter urgente y por un tiempo máximo de dos meses.

Cuando transcurridos estos dos meses se aconseje o sea procedente una atención integral a las mujeres víctimas de violencia de género y sus hijos, se les traslada a un centro de acogida, en el que además de alojamiento temporal se les ofrece una atención integral para facilitar la normalización de su vida personal, social y laboral.

En declaraciones a Efe, el parlamentario de Podemos estima que hay un problema estructural de falta de plazas, además de que “no se ejecuta el presupuesto” dedicado a la lucha contra la violencia machista.

Padilla subraya que si la Dirección General de la Mujer deniega el acceso a los centros de acogida, las víctimas se van a encontrar con “un cuello de botella, un tapón”, por lo que reclama un cambio de rumbo de esta política para evitar que el problema vaya en aumento.

Fuentes del Departamento que dirige Dolores Moreno explican a Efe que seis de cada diez mujeres que llegan a la Comunidad proceden de los centros de emergencia del Ayuntamiento de Madrid.

Desde la Consejería de Políticas Sociales y Familia señalan que, en el caso de la víctima provenga de un centro de emergencia, la evaluación se lleva a cabo de forma conjunta tanto por profesionales de la Comunidad como del Ayuntamiento, teniendo en cuenta diferentes aspectos, como por ejemplo si cuenta con apoyo familiar o si tiene orden de protección, antes de adoptar una decisión.

Agregan que la decisión no es “arbitraria”, sino que se estudia caso por caso, en virtud de la Ley de Violencia de Género de la Comunidad de Madrid y del protocolo de los centros de acogida.

Además, destacan el aumento del número de mujeres atendidas en la red de centros para víctimas de violencia de género de la Administración regional.

En concreto, en los centros de acogida de la Comunidad de Madrid, recibieron asistencia 177 víctimas de violencia de género en 2015, la misma cifra en 2016 y 183 el año pasado.

En los centros residenciales regionales, fueron atendidas 644 víctimas de violencia de género en 2015, una cifra que se elevó a 774 en 2016 y a 834 en 2017, de forma que la atención en centros residenciales ha aumentado un 29,5 por ciento en esta legislatura.

“Desde el Ayuntamiento de Madrid llevamos tiempo observando cómo desde la Comunidad se ha rechazado el ingreso de algunas de las mujeres derivadas de nuestros centros de emergencia”, asegura la delegada del Área de Políticas de Género y Diversidad, Celia Mayer.

Por ello, ha solicitado una reunión “lo antes posible” con la nueva directora general de la Mujer de la Comunidad de Madrid, Paula Gómez-Angulo, con el objetivo de transmitirle su preocupación por este asunto y buscar soluciones de manera urgente.

“Necesitamos mejorar la coordinación entre ambas Administraciones, pero, sobre todo, necesitamos garantizar la suficiencia de recursos para que ninguna mujer se encuentre en situación de desamparo en la Comunidad de Madrid”, resalta Mayer. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here