Policías del 1-O alegan que dispararon pelotas de goma ante un «odio extremo»

0
283

viamadridtv.es.- Agencias.- Cuatro escopeteros de la Policía Nacional imputados por su actuación el 1-O han alegado hoy ante el juez que dispararon pelotas de goma en un uso «progresivo y proporcionado» de la fuerza mientras se replegaban porque grupos de personas les arrojaban de todo en un clima de «odio extremo».

 

Según han informado fuentes judiciales, ante el titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona han comparecido hoy como investigados cuatro escopeteros de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que el 1-O dispararon pelotas de goma en los alrededores del instituto Ramon Llull de la capital catalana, donde un joven perdió la visión al recibir un impacto en un ojo.

Ante el juez, los cuatro escopeteros han admitido que dispararon pelotas de goma, aunque han subrayado que hicieron un uso progresivo de la fuerza y han alegado que no habrían disparado si los concentrados no hubiesen actuado con una «gran agresividad», arrojándoles vallas, piedras y monedas, lo que les obligó a replegarse.

Según los cuatro antidisturbios imputados, fue el jefe de grupo -que comparecerá el próximo viernes ante el juez como investigado-, el que ordenó que dispararan, ante la hostilidad de la agresión que estaban sufriendo por parte de un grupo de los concentrados.

Los cuatro escopeteros, que se han negado a responder a las preguntas de las acusaciones particulares, han descrito ante el juez el ambiente de crispación con el que se enfrentaron y uno de ellos incluso ha asegurado que había un clima de «odio extremo» que no había visto nunca anteriormente.

En la causa abierta por el titular del juzgado de instrucción número 7 de Barcelona no se ha podido identificar por ahora al Policía que efectuó el disparo que lesionó a Español, si bien los once escopeteros que actuaron en aquella zona están imputados y tendrán que comparecer ante el magistrado y las acusaciones particulares aseguran que saben quién lo hizo, aunque no tienen su número de placa.

 Jaume Asens, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Barcelona, que se ha personado como acusación popular en la causa, ha denunciado que en los alrededores del instituto Ramon Llull se dispararon 17 pelotas de goma y que el «crimen» del que fue víctima Español supone la «página más negra» de lo vivido en Barcelona el 1-O.

Asens ha lamentado al «ocultación y encubrimiento» por parte de los agentes imputados a la hora de detallar lo ocurrido ese día.

Además, ha instado al Gobierno de Pedro Sánchez a que colabore con la investigación para ayudar a identificar al agente que lesionó a Español y que prohíba las pelotas de goma en toda España, como ocurre en Cataluña respecto de los Mossos d’Esquadra desde 2014. E

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here