Dos mil tencas empiezan a repoblar el lago de la Casa de Campo

0
809
Casa de Campo, Madrid
Casa de Campo, Madrid

Madrid,  (EFE).- El lago de la Casa de Campo cuenta desde este jueves con nuevos inquilinos, 2.000 ejemplares de tenca, una especie de pez autóctona y «muy» de Madrid que repoblará la lámina de agua con rapidez, tras ser soltada por 15 adolescentes madrileños.

 

Cubo a cubo, estos estudiantes de 3º de Secundaria en el instituto Blas de Otero de Aluche, han soltado a las tencas, compradas por el Ayuntamiento de Madrid a una empresa de Cáceres que se dedica a su cría.

Machos y hembras de tenca llegan así al histórico lago madrileño, lleno de agua tras permanecer seco durante un año por obras y está previsto que se reproduzcan con rapidez, pues cada hembra pone unos 200.000 huevos por cada kilo de peso.

Las primeras tencas capitalinas nacerán en un par de meses, pues los ejemplares introducidos tienen ya el tamaño adecuado para reproducirse, unos 15 centímetros y algunas de las hembras «seguro que ya llevan huevos», según ha explicado a Efe Beatriz San Gabino, directora general de Gestión del Agua y Zonas Verdes.

Esta técnico municipal explica que la tenca ha sido la especie seleccionada porque «es muy nuestra», ya que fue introducida por primera vez en uno de los estanques de la Casa de Campo por el rey Felipe II, que creó este entorno para pescar en el siglo XVI.

La tenca es asimismo una especie autóctona que «se adapta muy bien» a hábitats como los lagos, ya que prefieren esconderse en el fango y toleran las aguas con menos oxígeno, que no están continuamente fluyendo.

Además, comen de todo. Onmívoras, a las tencas les satisfacen desde los gusanos y los insectos a los cereales y a los frutos que caen de los árboles.

Estas recién llegadas sustituyen a las antiguas ocupantes del lago, las carpas, una especie exótica e invasora que «acaba con todo» y que según la regulación vigente no puede ser reintroducida en medios acuáticos naturales -en el lago entra un arrollo- por lo que el Ayuntamiento tuvo que eliminar a 6,5 toneladas al vaciar este estanque.

Aunque se espera que los nuevos ejemplares se reproduzcan «sin problema» dado que no hay otras especies depredadoras, el Ayuntamiento podría introducir vegetación para facilitar que aniden. «Tendremos que ayudarles un poquito», explica la directora general.

Por el momento, los asistentes de las tencas han sido los adolescentes, que han soltado a estos ejemplares entre risas y salpicaduras de agua en una actividad «muy divertida», según cuenta a Efe Iris, que se ha calzado unas botas y un arnés para meterse en el agua y ver de primera mano cómo estos peces se adaptan a su nuevo hábitat.

Hamacas, un mirador, nuevas sendas peatonales y una zona de playa para tumbarse al sol han renovado el entorno del histórico lago, que también ha mejorado su estructura tras 36 años sin reforma. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here