Taxistas: El Gobierno regional quiere “lavar su imagen” con un Reglamento

0
231
Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid
Julio Sanz, presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid

Madrid,  (EFE).- El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz, ha opinado este jueves que el Gobierno regional quiere “lavar su imagen” ante los taxistas madrileños con su propuesta de Reglamento del Taxi.

El Ejecutivo madrileño trabaja en la modificación del Reglamento del Taxi para mejorar la competitividad del sector, con el fin de ampliar de 16 a 24 las horas de trabajo de un taxi al día, ampliar de siete a nueve de las plazas de estos vehículos, contemplar la posibilidad de que existan usos y trayectos compartidos, determinar un precio máximo y autorizar a los profesionales a prestar el servicio con las últimas tecnologías en cuanto a los medios de pago.

En declaraciones a Efe, Sanz ha señalado que esta iniciativa “llega con cuatro años de retraso porque fue un compromiso electoral de la señora de las cremas y de los másteres”, en alusión a la expresidenta regional, Cristina Cifuentes, quien dimitió el pasado 25 de abril por las irregularidades del máster que hizo en la Universidad Rey Juan Carlos y la publicación de una información en la que se le atribuía un supuesto hurto en un supermercado en 2011.

El presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid ha acusado al Gobierno regional de “dar la espalda” a 22.000 familias de taxistas madrileños, que han permanecido dieciséis días en huelga sin lograr sus exigencias para regular los vehículos de transporte con conductor (VTC).

Para Sanz, esto no se va a solucionar con “la redacción urgente” de un Reglamento del Taxi “cuando la legislatura ya está agotada, mientras están haciendo las maletas y recogiendo las oficinas”.

El sector del taxi ya tiene la posibilidad de elevar la capacidad de sus vehículos de siete a nueve plazas y ya es obligatorio que todos los taxis dispongan de dispositivos para que los usuarios puedan abonar con tarjeta de crédito, de acuerdo con la ordenanza del año 2012, ha explicado.

Además, ha calificado de “regresivo” el taxi compartido y ha cuestionado este modelo vigente en países como la India o Pakistán, donde los vehículos se van llenando en diferentes paradas.

 

Sanz ha rechazado la idea de convertir el taxi en “una cunda” con paradas “en cada esquina”, aunque ha admitido la posibilidad de ponerlo en marcha desde unos puntos neurálgicos que conectaran los intercambiadores con los municipios de la periferia para prestar un servicio complementario a otros modos de transporte.

 

Ha acusado de “hipocresía” al Ejecutivo regional porque el año pasado rechazó la petición de los taxistas madrileños de crear una tarifa ecosocial para ofrecer un descuento a los usuarios durante los episodios de contaminación cuando se restringiera la circulación en el centro de la ciudad.

También ha recordado que la Comunidad de Madrid se opuso el año pasado a que los taxistas pudieran aplicar unas tarifas fijas para que el usuario pudiera conocer el coste antes de iniciar el recorrido.

 

Las asociaciones del sector taxi, con el apoyo de diferentes plataformas de la sanidad, la educación y los pensionistas, han convocado el próximo sábado una manifestación desde la glorieta del Emperador Carlos V, junto a la estación de Atocha, hasta la plaza de Cibeles, de 18.00 a 21.00 horas, “en defensa de los servicios públicos y contra la precariedad”.


La Comunidad de Madrid ha convocado el lunes 11 de febrero el Comité Madrileño de Transportes con el objetivo de consensuar una regulación para los vehículos de transporte con conductor, a la que los taxistas acudirán “con cautela”, según Sanz. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here