Paco Camarasa anuncia que deja el cargo de comisario del festival BCNegra

0
462

El librero Paco Camarasa, comisario desde hace doce años del festival literario BCNegra, ha anunciado hoy que al acabar el certamen de este año, que se celebrará hasta el 4 de febrero, dejará el cargo y pasará el relevo a alguien que «pueda aportar más cosas», pues él se siente «un poco cansado».
No ha escondido que después de cerrar su emblemática librería «Negra y Criminal», en el barrio de la Barceloneta, se encuentra «un poco cansado», lo que junto con «una cuestión personal de salud» ha provocado que tenga claro que debe dejar paso a otra persona.

Camarasa ha hecho estas declaraciones acompañado de todos los concejales de Cultura que ha habido en Barcelona estos años: Ferran Mascarell, Carles Martí, Jordi Martí, Jaume Ciurana, Jaume Asens y Jaume Collboni.

Al finalizar el emotivo acto, además de recibir varios regalos, como el libro «Barcelona, ciutat de llibres» y una pluma estilográfica, el teniente de alcalde Jaume Collboni ha anunciado que ya se ha puesto en marcha el proceso para que se le conceda al comisario Camarasa la Medalla al Mérito Cultural de la ciudad de Barcelona.

El librero, que desconocía que estos políticos estarían hoy con él, ha repasado su trayectoria al frente del BCNegra, el segundo festival en España de este género tras la Semana Negra de Gijón, y no ha escondido que ha habido muchos cambios en el sector del libro y en el de su industria, con todo lo que ello comporta.

«Quizá -ha proseguido- otra gente nueva pueda aportar otras cosas, dar un pequeño empujón y proponer nuevas actividades».

Ha agradecido a todos los presentes el apoyo que le han prestado a lo largo de los años y ha afirmado que siempre ha trabajado con «libertad absoluta, sin ningún problema», aunque no ha dejado pasar que por una cuestión de política municipal nunca ha podido incluir en los carteles ni armas ni nada relacionado con el alcohol, lo que exige «un poco más de imaginación».

Ha considerado que el festival se encuentra plenamente consolidado y ha confesado que un autor como James Ellroy es un poco «imprevisible» y que le daba un poco de miedo lo que podría hacer en el Saló de Cent del Ayuntamiento si se le concede el premio Pepe Carvalho.

En estos años, ha proseguido, ha conocido a otros muchos escritores y ha vivido muchas anécdotas con ellos.

El único error y la única equivocación ha sido «no haber aprendido inglés en su momento, porque lo veíamos como la lengua enemiga del imperialismo yanqui y ahora pienso que ojalá la hubiéramos aprendido porque con mi nivel comanche no se puede acabar de disfrutar de la presencia de los autores».

Por este motivo, tampoco ha olvidado en su discurso a los diferentes traductores que han participado en la BCNegra, de la misma manera que en varias ocasiones ha recordado el equipo, principalmente femenino, que lo ha acompañado en la organización.

Agradecido, emocionado, advirtiendo que en ocasiones la línea que separa realidad y ficción es muy fina, ha dejado caer que otro objetivo que no ha conseguido es que los forenses le expliquen cuál es el veneno «que se puede utilizar y no deja señal».

Todos los exconcejales de Cultura presentes y el actual, Jaume Collboni, han tenido palabras de reconocimiento hacia su trabajo, no obviando, en palabras de Ferran Mascarell, que todo empezó a tomar forma en 2005, después de que Barcelona celebrara el Año del Libro y la Lectura, comisariado por Sergio Vila-Sanjuán, y se organizara un primer encuentro dedicado a la novela negra, que se convirtió en un homenaje a Manuel Vázquez Montalbán. EF

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here