Dimite cúpula de Bomberos Madrid ante decisiones “irresponsables” de Barbero Carmena enmarca el conflicto de bomberos en la negociación de "pluses"

0
190

Madrid,  (EFE).- Doce oficiales de la cúpula de los Bomberos del Ayuntamiento de Madrid han anunciado su dimisión ante la imposibilidad de afrontar las medidas propuestas por el concejal de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, como la disminución de efectivos en las dotaciones para cumplir con el derecho de la jornada de 35 horas, en lugar de ampliar la plantilla.

En una rueda de prensa, en la que han participado el ex director general de Emergencias y Protección Civil Ignacio Becerril y el jefe del Cuerpo Juan José García, recién cesados por Barbero, los bomberos han explicado que la reducción que plantea Barbero para poder aplicar las 35 horas laborales “obligaría a los responsables del Cuerpo de Bomberos a tomar medidas drásticas que supondrían un grave riesgo” para la ciudadanía y para los bomberos mismos.

Los responsables operativos del cuerpo han afirmado en la rueda de prensa que los bomberos llevarán a cabo una serie de movilizaciones sindicales y han denunciado que el cuerpo está “al borde del colapso” ante la “alarmante” falta de plantilla.

“Es una irresponsabilidad absoluta por parte de Barbero, que desconoce la situación del cuerpo y además se ampara en una cuestión política, más allá del conocimiento de los técnicos del cuerpo”, ha dicho el subinspector de Normalización y Decisiones Técnicas de Bomberos de Madrid, Rubén Gallego.

En la rueda de prensa, Gallego, en nombre de sus compañeros, y los directores cesados, han expresado sus posiciones contrarias a las pretensiones de Barbero, de aplicar el derecho de los trabajadores a su jornada laboral de 35 horas con una “gestión inviable” que supondría hacer horas extras que, por otra parte, “no están dotadas de presupuesto” y además -han explicado- el Ayuntamiento las paga hasta con siete meses de retraso.

Los bomberos han insistido en que no pueden asumir, por responsabilidad y por no poner en riesgo la seguridad de los ciudadanos, cualquier solución que implique, como dicen que ha sugerido Barbero, el cierre de algún parque de bomberos -como el número 4 de la Avenida de Asturias-, cambios en las guardias o la reducción en el personal de las dotaciones que acuden a atender siniestros.

 

Ignacio Becerril, el recién cesado director de Emergencias y Protección Civil, ha destacado que la jornada de 35 horas en el cuerpo de bomberos no podrá ser aplicada sin ampliar la plantilla, que necesita algo más de 350 profesionales más. 

 

Además, Becerril ha explicado que en varias ocasiones han pedido un aumento de la “cobertura presupuestaria” para los Bomberos de la capital, sin la cual “no se pueden cubrir las necesidades de la ciudad”.

El número dos del cuerpo, el Inspector Adjunto Operativo Luis Soriano, uno de los quince dimisionarios, ha afirmado que en las condiciones actuales, ante las propuestas del concejal Barbero, los bomberos “han perdido toda su confianza en el delegado del Área” y “no tenemos la confianza suficiente para garantizar la seguridad de la ciudadanía”.

Por otra parte, Gallego ha insistido en que la postura de Barbero “es más una cuestión ideológica que técnica”, y ha recordado que cuando asumió el cargo “abanderó” un proyecto de plan estratégico para el Cuerpo “que aún no ha visto la luz” en forma de incorporación de efectivos o convocatoria de oposiciones.

“Con Barbero, cero”, han destacado los bomberos, al recordar que durante su gestión y “en toda la historia de la democracia es el único consejero que ha tenido problemas con todos los servicios de Emergencias de Madrid”.

Carmena enmarca el conflicto de bomberos en la negociación de “pluses”

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, ha enmarcado el conflicto abierto en el cuerpo de bomberos, cuya cúpula dimitió ayer en bloque, en la negociación sindical de “pluses”, “categorías” y “sustituciones”.

En una entrevista concedida en la noche del miércoles a Carne Cruda y emitida este jueves, la regidora madrileña defiende asimismo que los bomberos “no pueden dimitir” porque “son funcionarios” y sorbe su renuncia asegura que no les “gusta” que nombren “a otros”.

“Cositas de esas”, añade en la conversación, mantenida ante el público del Teatro Fígaro.

Carmena asegura que las frases que acompañaron la dimisión en bloque de la dirección de los bomberos si se comparan con “otras frases de la negociación del convenio las encuentras igualitas”.

“Hay un conflicto de sustitución, pluses, categorías, las 35 horas, son los procesos de negociación”, asegura Carmena, que añade que su Gobierno lo gestiona “tranquilamente y sabiendo que los conflictos son así”.

El delegado de Salud, Seguridad y Emergencias, Javier Barbero, ha convocado este jueves a los medios de comunicación para hacer declaraciones sobre el cuerpo de bomberos.

La cúpula de bomberos dimitió ayer en bloque tras el cese la semana pasada de Ignacio Becerril como director general de Emergencias y Protección Civil y de Juan José García Martínez, al frente del Cuerpo de Bomberos, que la dirección del cuerpo considera “purgas”.

Las discrepancias entre el delegado y la cúpula de bomberos se deben a la forma de implementar la jornada de 35 horas. Los responsables de emergencia cesados piden un incremento de la plantilla para implementar esta reducción y acusan al Gobierno de Carmena de pretender aplicarla disminuyendo el número de efectivos de las dotaciones. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here