La magistrada del ‘caso espías’ dicta que las pruebas carecen de «fiabilidad

0
233
Esperanza Aguirre
Esperanza Aguirre

Madrid,(EFE).- La magistrada Paz Redondo, presidenta del tribunal del jurado del denominado ‘caso espías’, ha confirmado la absolución de los seis acusados de un delito de malversación de caudales públicos al seguir en 2008 a cargos del PP enfrentados con la entonces presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

«La prueba practicada no ofrece la contundencia, claridad y fiabilidad necesaria, haciendo surgir en el jurado una duda más que razonable que en virtud del principio de presunción ‘in dubio pro reo’ y el de presunción de inocencia», señala en una sentencia fechada el 4 de marzo y a la que ha tenido acceso Efe la jueza de la sección quinta del la Audiencia Provincial de Madrid.

«Del conjunto de la actividad probatoria practicada en el plenario no cabe inferir con un margen de probabilidad rayano en la certeza la concurrencia de los elementos esenciales del tipo delictivo que se imputa a los acusados, cual es la incorporación a su patrimonio, ‘animus rem sibi habendi’, o la utilización de los medios puestos a la disposición de los acusados para usos distintos de los legalmente previstos aunque con ánimo de reintegrarlos, ‘animus utendi’, añade

Recuerda que el jurado estimó que no puede acreditarse la autoría de los textos manuscritos de los denominados ‘partes de seguimiento’ y en virtud del principio “in dubio pro reo” la magistrada considera que no se prueba de forma plena la autoría de dichos textos.

 

La sentencia se ha emitido once día después de que el jurado declarara no culpables a los seis acusados: el exdirector de Seguridad de la Comunidad de Madrid Sergio Gamón; el exsubdirector Miguel Castaño, tres guardias civiles (José Luis Caro, José Oreja y Antonio Coronado) y un técnico de la Administración regional (José Manuel Pinto).

 

Para los miembros del jurado, no se puede determinar que los partes de seguimiento fueran escritos por el técnico de la Administración regional acusado por las contradicciones de los distintos informes periciales caligráficos elaborados en la causa.

El diario ‘El País’ destapó el escándalo cuando comenzó a informar en enero de 2009 de que un grupo de exagentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil a sueldo de la Consejería de Interior había hecho seguimientos diarios —reflejados en unos partes— a varios adversarios de Aguirre: como el consejero Alfredo Prada; y Manuel Cobo, vicealcalde y ‘número 2’ de Alberto Ruiz-Gallardón.

 

Este espionaje se habría producido entre marzo y mayo de 2008, en plena batalla por el poder en el PP después de que Mariano Rajoy perdiera las elecciones en marzo de 2008 frente a José Luis Rodríguez Zapatero. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here