Madrid empieza a colocar adoquines en recuerdo a deportados a campos nazis

0
270

Resultado de imagen de Günter Demnig

Madrid,  (EFE).- El Ayuntamiento de Madrid ha comenzado este viernes a colocar las Stolpersteine, adoquines con los que el artista alemán Günter Demnig quiere que los viandantes se tropiecen con la historia de las víctimas de los campos nazis, en el caso de la capital las cuatro mujeres y 446 hombres deportados.


Este artista, que comenzó este proyecto en el barrio berlinés de Kreuzberg en 1997 para rescatar la memoria a las víctimas del holocausto, ha instalado las primeras placas, con el nombre de cada deportado, en las calles de Bravo Murillo, Viriato, Ponzano, Espronceda, Francos Rodríguez Pinos Baja y Nenúfar.

Hasta el lunes se colocarán cuatro de estas Stolperstein o “tras(pie)dras” como se las denomina en castellano. Cada una de ellas se colocan en las inmediaciones de la persona deportada y en ellas figura el nombre, la fecha de nacimiento, exilio -si lo hubo-, deportación, el campo en el que estuvo y la fecha del asesinato.

Una de las placas colocadas este viernes recuerda a Eufemio García, deportado a Mauthausen a bordo del “convoy de los 927”, el primer tren de civiles españoles, refugiados en Francia, que partió a los campos nazi el 20 de agosto de 1940. Eufemio García fue asesinado un año más tarde.

Su hijo, también Eufemio, ha acudido este viernes al homenaje. Fue deportado junto a su padre a Mauthausen pero fueron separados a su llegada al campo y nunca volvió a verle.

A la colocación de estos adoquines ha asistido el tercer teniente de alcalde, Mauricio Valiente, que ha asegurado que esta “es una de las formas de memoria más bonitas del mundo” y “consolida la apuesta de que el Ayuntamiento tenga el recuerdo a las víctimas como un elemento esencial de las políticas públicas”.

Las Stolpersteine son bloques de cemento de 96 por 100 milímetros con una placa de bronce insertada y están repartidas ya en 23 países europeos como una forma de recordar a las víctimas del régimen de Adolf Hitler que en el caso de los españoles son mayoritariamente exiliados republicanos, internados primero en los campos franceses y entregados después a los nazis, como indica el Consistorio en un comunicado.

Estos adoquines se unen a la lectura, en febrero de 2018, de los 450 madrileños deportados, cuyos nombres, recogidos en el “Libro Memorial. Españoles deportados a los campos nazis” (1940-1945), fueron leídos, uno a uno, por los concejales del Ayuntamiento de Madrid. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here