La juez exime de culpa a los farmacéuticos en el suministro de crecepelo a bebés

0
314

Agencias.- El Juzgado de Instrucción de Torrelavega (Cantabria) que ha abierto diligencias por el suministro de crecepelo a bebés exime de responsabilidad a los farmacéuticos que prepararon la fórmula magistral que ingirieron los menores, y que debería haber llevado omeprazol en lugar de minoxidil.

 

En un auto, al que ha tenido acceso Efe, la magistrado del Juzgado de Instrucción número 4 de Torrelavega, a la que ha correspondido la denuncia por este caso, ordena además a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios que remita copia del expediente que dio lugar a la retirada del lote de omeprazol.

Fue a finales de julio cuando se conoció que las familias de cuatro de los niños afectados, todos ellos menores de un año, habían presentado una denuncia penal en los juzgados de Torrelavega, aunque los últimos datos del Ministerio de Sanidad apuntan a que habría 20 casos y no solo en Cantabria, sino también en Andalucía y la Comunidad Valenciana.

Esa denuncia del mes de julio se dirigía contra un laboratorio, empresas importadoras y distribuidoras de medicamentos y dos farmacias de Cantabria por fabricar, distribuir y vender un producto crecepelo que se les suministró por error a estos menores.

En la denuncia, presentada por el despacho de Francisco Javier Díaz Aparicio, se les atribuían delitos contra la salud pública y de lesiones, y también se solicitaba que se citara a la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios y al Gobierno cántabro como responsables civiles subsidiarios.

La magistrada puntualiza que “eso no quita que pueda haber personas concretamente responsables en su organigrama, y que las empresas tengan en su caso responsabilidad civil”.

La juez ordena una serie de diligencias, la primera que quienes han impulsado este proceso ratifiquen su denuncia y que se les ofrezca ejercer acciones legales. Les pide además que si aún tienen en su poder restos de la fórmula magistral lo entreguen en el Juzgado para que lo envíe al Instituto Nacional de Toxicología para su análisis.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here