“Musas e insumisas” repasa el legado del feminismo francés en el Reina Sofía

0
284
Edificio Museo Reina Sofía.

Madrid, 24 sep (EFE).- “Calladita estás más guapa” es el título del video con el que la actriz, activista y realizadora Delphine Seyrig protestó en 1976 contra la industria del cine y su mirada estereotipada sobre la mujer. Un video, que es eje central de la muestra “Musas y insumisas”, inaugurada hoy en el Museo Reina Sofía.

“Musas insumisas Delphine Seyrig y los colectivos feministas en Francia en los años 70 y 80” es el título de esta muestra que analiza la historia del feminismo en Francia, que se inaugura hoy y estará abierta hasta el 23 de marzo.

La exposición con la que el Reina Sofía abre temporada reúne 230 piezas y pone el foco en cómo contribuyó el arte del video más militante a la lucha del feminismo y a la ruptura de los prejuicios de la industria del cine. Una reflexión que va de la mano del Delphine Seyring (1932-1990)

Como actriz Seyring alcanzó la fama internacional con directores como Alain Resnais, Truffau o Buñuel.

Pero como tuvo una carrera tocada por “la trasversatilidad”, como ha recordado el director del Museo Reina Sofía, Manuel Borja-Villel, se fue “deconstruyendo” y se transformó en una gran activista, quien con un grupo de colaboradoras, plantó cara a la industria del cine y a la sociedad “marcada por un sexismo estructural”.

Durante la década de los setenta Seyring formó junto con Carole Roussopuulos, Ioana Wieder y Nadja Ringart, el colectivo “Las insumisas” para producir trabajos en video que acompañaban su activismo en el seno del Movimiento de Liberación de las Mujeres.

También Seyring en los setenta y ochenta se involucra como actriz en proyectos alternativos y nuevos miradas cinemaográficas, como con Chantal Akerman, Marguerite Durás, Agnès Varda o Ulrike Ottinger, al tiempo que provocaba festivales y debates en torno al cine creado por mujeres.

La muestra está comisariada por Natasa Pretesin-Bachelez y Giovanna Zapperi, quien ha recordado que Seyring “trabajó con un colectivo que dio voz a las mujeres que no la tenía”.

Esa exposición impresionante en forma y fondo, que rastrea los orígenes del feminismo reúne 230 obras, entre videos, fotografías, material documental e instalaciones.

Da la bienvenida al visitante una impresionante escultura de un mujer con un vestido rojo y una pluma de tintero por cabeza inspirada en la que se utilizó en la película “El banquete de los artistas y científicos perseguidos de Ulrike Ottinger, y continúa con un espacio introductorio bajo el título de “De la actuación a acción”.

En este espacio se aborda la encrucijada entre la actriz y la activista, y las reflexiones sobre las estructuras de poder entre las que se sentía atrapada como mujer y como artista.

Este mismo apartado incluye el video “Calladita estás más guapa” que reúne los testimonios filmados de 24 actrices que Seyrig entrevistó en España y EE.UU.,entre ellas Jean Fonda, María Schneider, Viva Lors o Marie Dubois, que relatan sus experiencias con el machismo en cine y denuncian el trato discriminatorio por ser mujer.

Las comisarias han recordado que Seyring comenzó en los setenta a hacer sus videos gracias al primitivo Portapak, la cámara de video portátil, y por la activista y realizadora Carole Roussopoulos. Así cámara en mano Seyring produjo la serie de videos “Las insumisas”.

“Sus películas se insertan en un contexto en el que las nuevas tecnologías del video portátil estaba en su mayor parte en manos de las mujeres que se habían apropiado de ellas en lo que era un gesto de desobediencia y emancipación”, explica el museo.

La muestra incluye también elementos de reflexión sobre el movimiento feminista francés y los documentales heredero del mayo del 68. En este apartado se presenta un video manifiesto “SCUM Manifiesto y Maso et Miso vont en bateau (Maso y Miso van en barco). Un símbolo del movimiento feminista francés en los años setenta.

También se destaca en la muestra las luchas transnacionales de Seyrig y sus compañeras, que se involucran con la producción de numerosos videos relacionados con la causa palestina o el partido de las panteras negras, Vietnam, los presos o la tortura.

En 1982, Seyring, Roussopoulos y Wieder fundaron en París el Centro Audiovisuel Simone de Beauvoir, un archivo dedicado a documentar las luchas de la época, como la autonomía sexual, el derecho al aborto, o el trabajo sexual, que siegue abierto.-

Carmen Sigüenza

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here