Tensión sin grandes incidentes tras cinco noches de disturbios en Barcelona Ada Colau: Esto no puede seguir así, Barcelona no se merece esto

0
292
Ada Colau, alcaldesa de Barcelona.

Agencias.- Los grupos violentos que las últimas noches han provocado el caos en Barcelona han dado una tregua en una jornada reivindicativa y con momentos de tensión pero sin disturbios relevantes, en la que han irrumpido grupos pacifistas que han montado cordones para separar a policía y manifestantes.

 

Tras colapsar el pasado lunes los accesos del aeropuerto del Prat, horas después de la condena a la cúpula del procés, el centro de Barcelona se ha convertido desde el martes en un campo de batalla nocturna con disturbios por parte de grupos violentos que han quemado centenares de barricadas y buscado el cuerpo a cuerpo con la policía.

Con los responsables policiales en alerta máxima por la escalada de la violencia de los últimos días, y un amplio dispositivo en el centro de Barcelona, la situación ha sido hoy mucho más tranquila que las últimas noches, sin disturbios de importancia, pese a que ha habido momentos de mucha tensión, intermitente, en la zona de plaza Urquinaona, epicentro de la batalla campal de ayer sábado, y ante la sede del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), al igual que en la Meridiana y en la Rambla.

La tensión ha llegado tras darse por finalizada una manifestación convocada por los autodenominados Comités de Defensa de la República (CDR), a la que se ha sumado en primera fila la CUP, que ha transcurrido desde la plaza Urquinaona hasta el TSJC, para pedir la dimisión del conseller de Interior, Miquel Buch.

A la manifestación han asistido unas 6.000 personas, según la Guardia Urbana, y entre ellas el diputado de ERC en el Congreso Gabriel Rufián, a quien algunos concentrados han increpado con gritos de «botifler» (traidor) y han pedido que se marche a Madrid.

Además, decenas de personas han respondido con gritos de «ni un paso atrás» al diputado de ERC en el Parlament José Rodríguez cuando ha pedido a los concentrados en plaza Urquinaona que marchasen.

Con la manifestación ya desconvocada, centenares de manifestantes se han concentrado frente al cordón de la Policía Nacional en Vía Layetana, mientras reducidos grupos de radicales encendían algunas barricadas en las proximidades.

En la calle Pau Claris, los Mossos han intervenido y han disparado proyectiles de precisión ‘foam’ para abrir espacio para que los Bomberos pudieran apagar una barricada.

También ha habido momentos de tensión entre los Mossos d’Esquadra y un grupo de manifestantes que han ido provocando cortes puntuales de tráfico en la avenida Meridiana de Barcelona.

Hacia las 00.30 horas, la Policía Nacional ha desmontado el cordón en Vía Layetana, lo que ha sido jaleado por los concentrados al grito de «hemos ganado».

La tensión se ha desplazado entonces hacia la plaza Catalunya y las Ramblas, donde los Mossos también han disparado proyectiles de ‘foam’ para aclarar la zona.

De los centenares de heridos en los disturbios de esta semana en Cataluña, un total de 18 permanecen hospitalizados en distintos centros sanitarios, uno de ellos en estado muy grave y otros ocho graves -tres de ellos por lesiones oculares compatibles con el impacto de objetos esféricos-.

Paralelamente, tres juzgados de guardia de Barcelona han decretado prisión sin fianza para seis de los detenidos por los incidentes de ayer en la ciudad, a los que se les ha abierto causa por diferentes delitos, entre ellos desórdenes y atentado, al igual que ha ocurrido con uno de los ocho detenidos por los altercados de este viernes en Girona.

EFE

Ada Colau: Esto no puede seguir así, Barcelona no se merece esto

La alcaldesa de capital catalana, Ada Colau, ha hecho este sábado una llamada a la calma: «Esto no puede seguir así, Barcelona no se merece esto».

Colau ha comparecido ante los medios tras los graves disturbios ocurridos esta semana donde la ciudad ha sido escenario de numerosos actos de guerrilla urbana y ha sufrido incontables destrozos en su mobiliario urbano y el asfalto de sus calles, protagonizados por grupos violentos, en el marco de las protestas por la sentencia del procés.

Colau ha puesto en valor de la jornada del viernes las «movilizaciones masivas, democráticas, ejemplares y pacíficas», por las que ha querido «felicitar al conjunto de la ciudadanía que se manifiesta en los momentos mas difíciles de forma pacífica».

Más de quinientas mil personas llenaron este viernes el centro de la ciudad en la manifestación convocada por la ANC y Òmnium que culminó las cinco marchas que confluyeron en la ciudad después de tres días de caminatas reivindicativas.

También ha insistido en que, a pesar de todo, «la ciudad funciona», y ha elogiado el trabajo de los servicios municipales de limpieza, de la Guàrdia Urbana, de los Bomberos y de todos los trabajadores públicos de los que se ha declarado «orgullosa».

«Esta mañana las calles están abiertas y la ciudad sigue funcionando», ha concluido antes de reclamar: «Barcelona es de todos y la hemos de cuidar».

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here