Sánchez visita en hospitales de Barcelona a los agentes heridos en los disturbios

0
341

Agencias.- El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, ha visitado este lunes a agentes heridos en los disturbios de los últimos días y que se encuentran ingresados en diferentes hospitales de Barcelona.

 

Tras reunirse con mandos policiales en la Jefatura Superior de Policía de Cataluña, en la Via Laietana de Barcelona, acompañado del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, y de la delegada del Gobierno en Cataluña, Teresa Cunillera, Sánchez se ha dirigido al Hospital del Sagrat Cor para visitar a policías heridos en los incidentes callejeros.

Sánchez no ha tenido problemas para llevar a cabo su agenda prevista en el Sagrat Cor, de titularidad privada, donde se ha podido ver con la dirección del centro.

Pero sí en el Sant Pau, donde la dirección ha preferido no recibir al presidente, al considerar que hacía «una visita privada» por su interés de ver únicamente a un agente de la Policía Nacional lesionado en las protestas, y no al conjunto de los heridos.

Además, al abandonar ese centro hospitalario, un grupo de trabajadores han abucheado y gritado consignas a Sánchez y su comitiva, cuando este abandonaba el hospital por una puerta trasera, para evitar al grueso de los manifestantes que se encontraban ante el edificio.

Sanitarios y otras personas han coreado «libertad presos políticos» y «poca vergüenza» al paso de Sánchez y su dispositivo de seguridad.

La visita se ha dado por terminada entonces, cuando el vehículo del president ha puesto rumbo de vuelta a Madrid. Por su parte, el Tsunami Democràtic y otras entidades habían hecho una convocatoria frente a la Delegación del Gobierno en Catalunya, asegurando que Sánchez tenía previsto verse allí con la delegada, Teresa Cunillera.

El presidente del Gobierno ha abandonado Barcelona sin haberse reunido con ninguna autoridad política catalana de instituciones diferentes a su propio Gobierno.

Sí ha llamado este viernes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y a la presidenta de la Diputación de Barcelona, Núria Marín. Además ha contestado por carta al president Quim Torra, reclamándole «condenar la violencia de forma rotunda; amparar a las fuerzas de seguridad que la combaten; y evitar la discordia civil». EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here