La nieta de Fernán Gómez recupera el universo “ingente” de su obra teatral

0
605
Fernando Fernán Gómez

Madrid, 26 oct (EFE).- Las 1100 páginas que componen el libro en el que Helena de Llanos recoge la producción teatral de su abuelo, Fernando Fernán Gómez (1921-2007), son “un tocho” pero solo un atisbo de su “ingente” producción, una “constelación fernandina” trabada con ironía, ternura, humor y picardía y también pesimismo.

De Llanos, hija de Fernando Fernán Gómez, uno de los dos hijos que tuvo el popular actor, director y escritor con María Dolores Pradera, ha explicado este viernes en rueda de prensa junto coeditor del texto, Manuel Barrera, que la idea de la recopilación empezó a tomar cuerpo cuando tras la muerte de su abuelo, su segunda mujer, Emma Cohen, le enseñó lo que él guardaba en el ordenador.

“Entonces no quise seguir indagando pero a la muerte de Emma -en 2016- me puse a ver el archivo ingente de gran valor histórico y documental que tenían. Eran una pareja sentimental y profesional que hicieron muchas tareas juntos. Hay notitas por todas partes en su casa, materiales de muy diferente naturaleza entre los que encontré varios inéditos”, ha explicado De Llanos, directora de cine.

Le gustaría que “alguien” como el teatro Fernán Gómez, donde se ha hecho la presentación con la participación de su director, Nacho Marín, asumiera la apuesta de poner en escena un inédito como “Pareja para la eternidad”, “una joya en dos actos que él concibió como una obra de vanguardia”.

“Estamos explorando posibilidades para hacer algunas cosas pero de momento no hay nada”, ha respondido Marín.

Barrera, experto en literatura dramática, se ha ocupado de ordenar los materiales dramáticos, “su faceta menos conocida, a excepción de ‘Las bicicletas son para el verano'”, y componer con ellos “un texto excepcional” en el que se puede encontrar todo lo que escribió, lo que estrenó y lo que no, todo ello “de mucha calidad”.

“Tenemos, por ejemplo, ‘La coartada’, injustamente desconsiderado por el teatro español siendo uno de los textos más sólidos, profundos y hondos de la segunda mitad del siglo XX”, ha afirmado.

También ha destacado de su teatro “Los invasores del espacio”, “que sin perder hondura es divertidísimo”, y permite ver “esa disparidad tan fernandina, que refleja muy bien su fuerte personalidad”.

“Era un autor aunque se le conozca más como actor o director. Lo más preciado del libro es que refleja su amor por la palabra. También se descubre su preferencia por el teatro histórico, en el que usa anacronismos para explorar el presente, y se revela su pesimismo”.

Según Barrera el pesimismo de Fernán Gómez nacía de que “conocía muy bien la esencia del ser humano” y de lo que él describía como “la degradación de las costumbres de la sociedad de nuestro tiempo”. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here