“Parásitos” hace historia en unos Óscar sin gloria para los españoles

0
239

Agencias.-

El huracán surcoreano de “Parásitos” hizo historia hoy en los Óscar con cuatro galardones, incluidos los de mejor película y mejor director, en una gala en la que los nominados españoles Antonio Banderas, “Dolor y gloria” y “Klaus” se quedaron con la miel en los labios.

En uno de los años de cine de mayor calidad de los últimos tiempos, los Óscar se arrodillaron llenos de admiración ante el descomunal fenómeno de “Parásitos”, una comedia negra sobre la desigualdad y el lado más turbio del capitalismo que se convirtió hoy en la primera cinta en un idioma diferente al inglés en llevarse el Óscar a la mejor película y también el de mejor cinta internacional.

Ni Martin Scorsese, ni Quentin Tarantino, ni Sam Mendes: nadie pudo frenar a Bong Joon-ho y a una “Parásitos” que ya figura con honor en los anales del cine.

Del Festival de Cannes a los Óscar, pasando por los Globos de Oro o los Bafta, “Parásitos” ha logrado convencer a la industria de Hollywood de que hay vida más allá de los países angloparlantes, todo un mérito para una cinta que en EE.UU. se vio con subtítulos y que recaudó en todo el mundo 165 millones de dólares.

La victoria de “Parásitos” dejó con regusto amargo a “1917”, el prodigio bélico de Sam Mendes y que, pese a ser la gran favorita, se tuvo que conformar con tres premios: mejor fotografía, mejores efectos especiales y mejor mezcla de sonido.

“Érase una vez… en Hollywood”, “Joker” y “Le Mans ’66” obtuvieron dos premios por cabeza, mientras que la gran derrotada de la velada fue “El irlandés” de Martin Scorsese: aterrizó en los Óscar con diez nominaciones, pero no se llevó ni una estatuilla.

En las categorías de interpretación no hubo sorpresas.

Joaquin Phoenix logró el Óscar al mejor actor por su impresionante “Joker”, una categoría en la que Antonio Banderas estaba nominado por su delicado trabajo en “Dolor y gloria”.

También cumplió con lo prometido Renée Zellweger, que confirmó su regreso por todo lo alto a los grandes focos de Hollywood con su Óscar a la mejor actriz por “Judy”

Otros dos premios que parecían cantados de antemano eran los de actriz y actor de reparto para Laura Dern por “Historia de un matrimonio” y Brad Pitt por “Érase una vez… en Hollywood”, respectivamente.

Pitt dio unas sentidas gracias a Quentin Tarantino, a quien definió como alguien “original y único en su especie”. “La industria del cine sería un lugar mucho más árido sin ti”, aseguró.

Los nominados españoles se fueron de vacío: además de Antonio Banderas, “Dolor y gloria” de Pedro Almodóvar no pudo ganar el Óscar a mejor película internacional, que fue para “Parásitos”; y “Klaus” de Sergio Pablos cayó ante “Toy Story 4” por el galardón a mejor cinta animada.

El cine latinoamericano tampoco celebró ningún Óscar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here