Madrid, 8 abr (EFE).- Los hospitales madrileños Gregorio Marañón y el de la Princesa han desplegado un operativo, junto al Summa 112, para que una madre y su hijo adulto con síndrome de Down, ambos afectados por la COVID-19, puedan recibir atención hospitalaria en el mismo centro y en la misma habitación.

La mujer fue la primera en ingresar en el Gregorio Marañón afectada por neumonía a causa del coronavirus, mientras que su hijo se quedó bajo la tutela de un familiar. Al comenzar a presentar síntomas y empeorar su estado fue trasladado al hospital más cercano en ese momento, el Hospital de la Princesa, donde se determinó la necesidad de ingresarlo.

Tras manifestar la familia que su madre también se encontraba hospitalizada pero en el Gregorio Marañón, los dos centros activaron un protocolo de coordinación sanitaria para que el chico fuera trasladado junto a su madre, indica este hospital en una nota de prensa.

En el Marañón se realizaron los trámites para que el hijo estuviera en la misma habitación que la madre, mientras en el Hospital de La Princesa se organizaba el traslado, que fue realizado por el Summa 112.

Actualmente, los dos pacientes están juntos en el Hospital Gregorio Marañón, donde reciben atención especializada, atención médica y de enfermería, y pueden cuidar el uno del otro.

«Este es un ejemplo del esfuerzo que están realizando hospitales», como el Marañón y el de la Princesa para, pese a la presión asistencial que están soportando en la actualidad, poder «humanizar lo máximo posible las estancias hospitalarias» e intentar la mejor asistencia sanitaria y social en un escenario de extraordinaria complejidad, concluye la nota. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here