Madrid, 13 abr (EFE).- Los trabajadores madrileños que no pueden teletrabajar y cuyos establecimientos no están cerrados han regresado este lunes al trabajo, 300.000 empleados que retoman su actividad en un lunes sin aglomeraciones en los transportes y con reparto de mascarillas en los principales intercambiadores.

La vuelta a la primera fase del estado de alarma se ha podido notar en el Metro de Madrid, donde se han incrementado un 34 % los viajeros respecto a jornadas anteriores, aunque siguen siendo un 80 % menos que en el mismo lunes del año anterior.

El consejero de Transportes en la Comunidad de Madrid, Ángel Garrido, ha señalado que no ha habido aglomeraciones en el suburbano madrileño, donde desde megafonía se lanzan mensajes recordando la necesidad de mantener la distancia para evitar contagios de la Covid-19.

En Cercanías el repunte respecto al lunes anterior es de alrededor del 53 %, aunque los viajeros son menos que el primer lunes del estado de alarma, una caída del 36,5%.

También se ha vivido un incremento en el tráfico de la capital respecto a la semana pasada, un 29,4 % más en la M-30, un 16 % más en la almendra central y el 14,1 % de incremento en la periferia, aunque el descenso es de entorno al 70 % si se compara con un día tipo, según los datos ofrecidos por el concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante.

Una de las claves para retomar la actividad es el reparto de mascarillas. En la Comunidad de Madrid se repartirán entre este lunes y mañana martes 1,4 millones de ellas.

En Madrid se han repartido sin incidentes en los principales nodos de transporte, como Atocha o Nuevos Ministerios. Sin embargo, el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso ha criticado que este reparto solo alcance a 20 % de las estaciones de Metro: 51 estaciones del suburbano de las 240 que existen.

Tanto la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, como el vicepresidente Ignacio Aguado han criticado la falta de previsión del Gobierno de Pedro Sánchez.

Aguado, que ha acudido al centro de pantallas del Consorcio Regional de Transportes, ha pedido que mañana el reparto de mascarillas se extienda a toda la red de Metro, porque hoy solo ha llegado a una de cada cinco estaciones lo que implica que «ha habido personas que han podido entrar en el transporte público o no han tenido mas remedio, sin la protección adecuada».

Además de en Metro, Cercanías y los autobuses de la capital, el reparto de mascarillas se ha efectuado en las principales localidades de la región, también en este tipo de ubicaciones.

En el sur y el suroeste se localizan los municipios que más mascarillas distribuyen. Móstoles reparte 45.000, Fuenlabrada 41.000 mientras que Getafe y Leganés cuenta cada una de ellas con 40.000 unidades, una distribución que tiene en cuenta que están entre las ciudades más pobladas de la región.

También se reparten en Parla (27.600), Valdemoro (16.100 unidades) Pinto (10.100) y Alcorcón (36.200 mascarillas).

En el norte de la región, Alcobendas, cuenta con 12.500 mascarillas que repartirá no solo en turno de mañana si no también a mediodía y por la tarde en una primera tanda ha repartido ya 1.000. Tres Cantos distribuirá 10.200 mascarillas y Colmenar Viejo 10.800, Las Rozas (20.300) y Boadilla del Monte (11.000).

Estas cifras contrastan con las de pueblos más pequeños, como Manzanares el Real, que dispone de 1.500 o San Lorenzo de El Escorial, que repartirá 2.000.

En el sureste, entre hoy y mañana se repartirán 11.800 mascarillas en Arganda del Rey y 18.700 en Rivas, donde destacan que se han repartido «muy pocas» porque la mayoría de los usuarios han acudido con sus propias mascarillas. EFE


Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here