Madrid, 5 may (EFE).- La presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este martes que implantará nuevas medidas para la reactivación de la economía tras la crisis sanitaria del COVID-19, como suprimir licencias urbanísticas y sustituirlas por una declaración responsable, reducir los trámites burocráticos y impulsar la “flexibilidad horaria y la apertura comercial”.

En una entrevista con EsRadio, Ayuso ha explicado que la Comunidad de Madrid otorgará concesiones de licencias “de inmediato” para que ni ayuntamientos ni particulares pierdan “tiempo y dinero”, con trámites que se prolongaban más de doce meses.

Además, ha avanzado que el Gobierno madrileño fomentará la colaboración público-privada, permitirá a los comercios “flexibilidad” para que “se reorienten” y “reinventen” si lo necesitan, y permitir, por ejemplo, que un hotel se convierta en viviendas”, o acabar “con el registro horario”.

Y pedirá al Gobierno de España que acabe “con el registro horario” que, a su juicio, ” no tiene ningún sentido” en el momento actual, cuando lo que hay que evitar son las aglomeraciones.

“Con más libertad, flexibilidad, con más empleo y Madrid Nuevo Norte, con menos trabas y más flexibilidad se pueden hacer cosas”, ha sostenido Ayuso, que ha asegurado que es “con más libertad es la única manera de salir de solucionar esta situación”.

La Comunidad de Madrid comenzará a tramitar la modificación de la Ley del Suelo que pretende liberalizar el sector eliminando la mayoría de licencias urbanísticas que hasta ahora eran obligatorias y sustituyéndolas por declaraciones responsables, para facilitar la actividad económica y atraer la inversión.

Esta modificación normativa se tramitará por el procedimiento de lectura única, recogida en el reglamento de la Asamblea de Madrid, con la intención de que para que esta medida esté aprobada este verano.

En una nota, el Gobierno regional precisa que, aunque esta medida se proyectaba contemplar en la nueva Ley de Urbanismo y Suelo en la que se está trabajando, la Comunidad de Madrid ha considerarlo tramitarla aparte e ir así eliminando trámites burocráticos innecesarios que dificultan el trabajo del sector.

“Se trata de contar con normas eficientes y trámites simplificados y, en este sentido, se considera necesario poner el acento en aquellas reformas legislativas que mejoren la competitividad del tejido productivo”, recalca la nota.

El objetivo de la Comunidad es animar a que las empresas extranjeras se ubiquen en la región ya que en España los plazos de obtención de licencias son muy superiores a la media de países de la Unión Europea.

Para la Comunidad de Madrid es necesario ahora reducir el gran número de licencias urbanísticas (de obra o reforma integral, de primera ocupación, edificación y otras actuaciones urbanísticas…) que están generando un coste añadido tanto al particular, como a la empresa y al ayuntamiento que la tramita, debido al tiempo que tardan en ser otorgadas.

Con la declaración responsable, que garantizará que la actuación urbanística cumple con los requisitos exigidos por la ley tanto urbanísticos como medioambientales, la intención es repercutir en la eficiencia de las administraciones locales que intervienen en este proceso, y el crecimiento y el desarrollo económico de la región.

Con carácter general, se someterán al régimen de declaración responsable en materia de urbanismo las obras de edificación de nueva planta de escasa entidad constructiva y sencillez técnica, la primera ocupación de las edificaciones de nueva planta o los cerramientos de parcelas y solares, entre otros.

También se excluirán de la necesidad de contar con licencia previa, ni de presentar declaración responsable a todas aquellas obras y actuaciones urbanísticas de menor entidad, como el cambio de instalación eléctrica, de gas o aire acondicionado, la sustitución de alicatados de baños y cocina y el cambio de puertas y ventanas, entre otros. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here