Agencias.-Miles de personas se manifestaron este sábado en Nueva York, con el epicentro en Washington Square y tras el toque de queda en Brooklyn, para expresar de nuevo su rechazo de forma pacífica y por décimo día consecutivo a la muerte con tintes racistas del afroamericano George Floyd a manos de un policía blanco en Mineápolis (Minesota).

Tras las marchas pacíficas contra el racismo de la mañana, unas 20.000 personas cruzaron el puente de Brooklyn desde Army plaza, según estimaciones de medios locales, para participar en diferentes convocatorias en Manhattan hasta el toque de queda, que empezaba a las 8 de la tarde hora local (24:00 GMT).

En un sábado mayormente soleado, los manifestantes pacíficos abarrotaron puentes, bloquearon calles y gritaron consignas toda la tarde, mientras los automovilistas tocaban la bocina en señal de apoyo y la policía observaba.

Al menos dos docenas de eventos recorrieron la ciudad, desde el Bronx y Queens hasta Manhattan y Staten Island.

Cada noche la policía ha tendido a permitir que las protestas continuasen más allá del toque de queda mientras fuesen pacíficas, pero solo hasta cierto punto: finalmente, la mayoría de las veces, hubo enfrentamientos esporádicos entre la policía y los manifestantes al anochecer, que terminaban en cientos de arrestos.

Más de 2.000 personas han sido detenidas en el transcurso de las protestas en la ciudad, según cálculos del New York Times.

En Europa además de en España, miles de personas se han manifestado en Bélgica, Francia, Alemania, Grecia normalmente frente a las repectivas embajadas de EEUU para reclamar igualdad de derechos para todos y contra los privilegios de los blancos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here