Una tímida vuelta a las aulas en Madrid, Cataluña y Cantabria

0
236

Agencias.-Los pocos alumnos catalanes, cántabros y madrileños que han regresado este lunes a sus aulas se han encontrado con estrictas medidas de seguridad para evitar contagios de coronavirus, pero ello no ha bastado para disipar el miedo de muchas familias a llevar a sus hijos a clase o a animarlos a hacerlo.

Desde este lunes han reabierto los centros educativos situados en las zonas sanitarias de Barcelona y su área metropolitana y Lleida, al haber entrado en fase 2, un escenario que también ha estrenado la Comunidad de Madrid y cuya vuelta a las clases ha comenzado con la incorporación voluntaria de los niños de Primaria que necesitan refuerzo.

Los sindicatos confirman los temores de madres y padres y señalan que en este primer día de fase 2 de la desescalada para la Comunidad de Madrid los alumnos que han vuelto a las aulas han sido “contadísimos”.

“La percepción que tenemos es que la asistencia está siendo muy reducida, muchas familias prefieren que los niños no vayan y esperar a septiembre. No tiene mucho sentido que un alumno vaya a cuatro o cinco sesiones de refuerzo con el riesgo de contagiar o contagiarse”, indica a Efe Andrés Cebrián, secretario general del sindicato ANPE.

Fuentes de la Consejería de Educación aseguran a Efe que no tienen datos aún ni sobre el número de alumnos previstos para este lunes ni de cuántos finalmente han acudido a clase.

El escenario de Madrid es similar al de otras comunidades autónomas que ya entraron en la fase 2 antes.

En Cataluña escuelas e institutos reabrieron la semana pasada, pero la asistencia fue baja y la medida recibió el rechazo de los sindicatos y de muchos directores de centros. También la semana pasada, en Extremadura la vuelta fue “testimonial”, según los padres y docentes; y en la Comunidad Valenciana, en los primeros días, se requirió muy poco este apoyo educativo, según la Consejería.

“Lamentablemente la Consejería de Educación no ha preparado la vuelta con tiempo, y eso lo saben las familias; las instrucciones se han dado a los centros a menos de 48 horas de la entrada de Madrid a la fase 2 y han sido totalmente insuficientes”, señala a Efe Isabel Galvín, secretaria general de Enseñanza de CCOO Madrid.

También la Federación de la Comunidad de Madrid de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado Giner de los Ríos considera que la reapertura ha sido “muy precipitada”, ya que “se han dado instrucciones un sábado para que abran un lunes”, dice su presidente, Camilo Jené.

Al temor al contagio se suma que solo restan dos semanas para la finalización de las clases y que “las familias saben que, aunque a distancia, sus hijos e hijas están siendo atendidos de una manera estupenda”, añade Galvín, que destaca “la labor extraordinaria de los profesores para que nadie se quede atrás y para solucionar las brechas en el alumnado”.

Sin conocer aún cómo será la vuelta a las clases en septiembre, en el CEIP Jaime Vera ya estudian cómo podrían dividirse los grupos para asegurar la distancia de seguridad y qué otros espacios del centro podrían utilizarse como aulas.

“Aquí tenemos alumnos desde los 3 a los 11 años, que son alumnos que necesitan adquirir las destrezas básicas y adquirirlas online tiene su dificultad. Pero la salud es lo primero, así que estamos esperando instrucciones, y así actuaremos”, dice la directora. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here