El Gobierno de Aragón pide a los zaragozanos que no salgan de la ciudad

0
175
consejera de Sanidad, Sira Repollés

El Gobierno de Aragón ha apelado a la responsabilidad de los zaragozanos para pedirles que desde hoy no salgan de la ciudad ni de su zona de influencia ante el importante incremento de contagios de la covid-19 y ha incorporado a la ciudad de Barbastro en Huesca a la denominada fase 2 flexibilizada.

Así lo ha pedido en rueda de prensa convocada de urgencia la consejera de Sanidad, Sira Repollés, quien ha avanzado que en las entradas y salidas a la comarca central de Aragón, donde se ubica la capital, se van a establecer “refuerzos informativos” para explicar a la ciudadanía la necesidad de que no salga de la comarca, y que tampoco entre nadie.

Según la consejera, la recomendación es “clara”: evitar todos los desplazamientos innecesarios desde o hacia la comarca central, una medida que es “altamente efectiva” para evitar la transmisión comunitaria, pero voluntaria.

No se trata de un confinamiento, “pero sus efectos deberían de ser parecidos”, es decir, que son los ciudadanos quienes deben tener responsabilidad individual y decidir no salir ni entrar en la comarca central, y sobre todo en Zaragoza.

En este sentido, Zaragoza y su comarca siguen legalmente en la fase 2 flexibilizada, a la que desde hoy se incorpora también la ciudad oscense de Barbastro, donde se han contabilizado 21 contagios desde ayer, pero se lanza un “refuerzo” para la restricción “voluntaria” de la movilidad de los zaragozanos, por lo que legalmente no será necesario acreditar el motivo por el que se sale o entra en esta área.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y la Policía Local van a colaborar para informar a las personas que entren o salgan de Zaragoza, y “de momento”, según Repollés, no va a haber sanciones, pero si este control “informativo”

La situación es dinámica, tanto en lo que respecta a la evolución epidemiológica como en las medidas que se van adoptando, y por eso, según la consejera, “por supuesto” que se pueden tomar algunas más drásticas, aunque el Gobierno de Aragón siempre se ha caracterizado durante toda la pandemia por adoptar medidas “a tiempo y proporcionadas”, ha recalcado.

Los efectos de las medidas que se toman se ven generalmente una semana después, y por eso, en función de la evolución de los datos tenidos en cuenta como tendencias, no de forma absoluta, se irán modificando las decisiones en uno u otro sentido, porque todo es “dinámico”, ha reconocido Repollés.

La consejera, por tanto, no se marca un horizonte temporal para endurecer estas medidas, pero, a preguntas de los periodistas, tampoco lo descarta: “eso nos lo va a decir la situación, que cambia hora a hora”.

La recomendación de eliminar las salidas fuera de la comarca se une también a la petición para que se limiten lo máximo posible los movimientos de personas y que las relaciones sociales se reduzcan a lo imprescindible, además de seguir adoptando los protocolos preventivos e higiénicos básicos.

Por su parte, el gerente del Servicio Aragonés de la Salud, Javier Marión, ha explicado que en los últimos días se han incrementado notablemente las asistencias en el ámbito de la Atención Primaria, donde existe más presión, al pasar en los últimos quince días de 127 a 609 llamadas relacionadas con la covid.

Sin embargo, la situación en los hospitales esta “muy controlada y tranquila”, ya que están libres la mitad de las camas, tanto en planta como en UCI, debido a que los contagiados de esta oleada son más jóvenes y muchos de ellos (entre el 50 y 70 por ciento de los detectados, según los días) asintomáticos.

Marión ha reconocido que en algunos centros se necesita reforzar la capacidad de seguimiento de los casos, para lo que se va a contratar a varios trabajadores sociales, “los que sean necesarios” para colaborar con los profesionales sanitarios en el rastreo de los casos.

La Dirección General de Salud Pública ha confirmado hoy 272 nuevos casos de coronavirus en Aragón con respecto a este miércoles, 115 de ellos asintomáticos, de los que 175 corresponden a la provincia de Zaragoza (166 a la capital), 90 a la de Huesca (4 a la capital) y 7 a la de Teruel.

Aragón ordena sacrificar los 92.700 visones de una granja para prevenir la COVID

El Gobierno de Aragón ha ordenado este jueves el sacrificio de la totalidad de los visones, 92.700, de una explotación de La Puebla de Valverde (Teruel), una medida “drástica” y “preventiva”, después de que hayan aumentado los contagios entre los animales en los cuatro test realizados desde mayo y se haya comprobado que existe “transmisión comunitaria”.

La decisión, basada en la ley nacional de sanidad animal, se tomó anoche por parte de las administraciones involucradas, ha informado en rueda de prensa el consejero de Agricultura, Ganadería y Medio Ambiente, Joaquín Olona, quien ha explicado que la Dirección General de Calidad y Sanidad Alimentaria ya procedió a la “inmovilización cautelar” de la granja, de la empresa Secapiel, el 22 de mayo cuando 7 de sus trabajadores dieron positivo por covid-19 que ya están “sanos”.

Desde entonces se han realizado cuatro test a los visones, el último de los cuales concluyó con un 86,67 % de la muestra como positivos, y esta misma semana otros dos empleados han dado positivo, por lo que el consejero ha insistido en que se ha tomado esta decisión para preservar la salud pública.

Ha apuntado en este sentido que el “caso 0” fue una persona ajena a la explotación, relacionada con uno de los trabajadores, lo que sí permite establecer “la hipótesis” de que el coronavirus se hubiera podido transmitir de personas a animales.

Desde el 22 de mayo cuando se ordenó la inmovilización cautelar, se ha hecho un seguimiento de los animales y no se ha permitido la entrada ni salida de los visones ni sus productos de la explotación, que cumplía los requerimientos en materia de sanidad animal y a la que le comunicaron las medidas relacionadas con la bioseguridad a seguir, que les consta que se han cumplido, ha dicho Olona.

“Tenemos que eliminar el riesgo”, ha incidido Olona, quien ha destacado que en Aragón solo existe esta explotación de visones, y ha apuntado la posibilidad de que allí existiera “un reservorio de virus” y la necesidad de “proteger la salud aún sin tener las certezas de que sea un riesgo real”, aunque los test constatan que la situación “ha ido empeorando” y en la que son más las incertidumbres.

El sacrificio lo llevará a cabo el departamento, con el apoyo de la empresa pública Sarga, y se han tomado las medidas de bioseguridad necesarias, ha resaltado Olona, quien ha añadido que la ley nacional prevé indemnizaciones por los daños causados por el sacrificio obligatorio a las que “atenderán”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here