El Kremlin niega ciberataques contra científicos que buscan una vacuna contra la COVID

0
199

Agencias.- El Kremlin negó hoy ciberataques de piratas informáticos vinculados presuntamente a agencias de inteligencia rusas contra científicos que trabajan en una vacuna contra la COVID-19 como denunciaron hoy el Reino Unido, EEUU y Canadá.

“No disponemos de ninguna información sobre quién podría haber atacado a empresas farmacéuticas y centros de investigación en el Reino Unido”, señaló el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, según la agencia oficial TASS.

El Centro de Ciberseguridad Nacional del Reino Unido (NCSC) alertó este jueves de que presuntos piratas informáticos vinculados con agencias de inteligencia rusas tienen como objetivo de sus ataques a científicos británicos que trabajan en el desarrollo de una posible vacuna contra la COVID-19.

En un comunicado conjunto con la agencia de seguridad nacional de Estados Unidos y la autoridad canadiense de ciberseguridad (Canadian Communication Security Establishment), el NCSC indicó que los ataques contra científicos británicos forman parte de una campaña global del grupo APT29, que busca usurpar los secretos de la búsqueda de la vacuna.

APT29, también conocido como “The Dukes” o “Cozy Bear”, es un grupo de piratas informáticos que ha sido vinculado con la inteligencia rusa.

El ministro británico de Exteriores, Dominic Raab, pidió el final de estos ciberataques “irresponsables” por parte de los servicios de inteligencia rusos, “que han estado recogiendo información sobre desarrollo e investigación de la vacuna contra la COVID-19”.

“Es completamente inaceptable que los servicios de inteligencia rusos tengan como objetivo a aquellos que trabajan para combatir la pandemia de coronavirus”, apuntó.

Los ensayos en humanos de la vacuna candidata contra la COVID-19 que desarrolla la Universidad de Oxford han mostrado “resultados prometedores” al haber estimulado la respuesta deseada del sistema inmune, según revela este jueves la prensa del Reino Unido.

En la fase de estudio en humanos, que comenzó en abril y en la que participan unos 1.000 voluntarios sanos, los científicos han detectado que la posible vacuna genera los anticuerpos y las células T que podrían ser las adecuadas para generar una respuesta inmune contra la COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here