Educación prevé distintos modelos de enseñanza en función del estado pandemia

0
166

Mérida, 17 ago (EFE).- La Consejería de Educación y Empleo considera “bastante probable” que puedan darse “varios escenarios” a la vez en función del estado de la pandemia en cada localidad y que esto implique “distintos modelos de enseñanza” en el curso 2020/2021, según el secretario general de Educación, Francisco Javier Amaya.

No obstante, ha venido trabajando en garantizar la “máxima presencialidad” con las debidas medidas de seguridad, lo que ha supuesto un aumento de plantilla inicial de 614 docentes al bajar las ratios de alumnos por aula, a la vez que ha adquirido 15.000 pupitres individuales, dos millones de mascarillas y pantallas faciales y 8.000 nuevos dispositivos tecnológicos que se suman a los 14.000 existentes, entre otras medidas.

Los “primeros días de septiembre”, la Consejería de Educación convocará una mesa sectorial donde negociará unas nuevas instrucciones que contemplen otros escenarios posibles, según informa en un comunicado de prensa.

“No podemos evitar contagios, pero sí ofrecer una respuesta rápida, segura y eficiente que haga de los centros educativos los espacios más seguros”, ha afirmado Amaya.

Educación está trabajando desde el pasado mes de junio, antes de que finalizaran las clases, para garantizar la máxima presencialidad en el curso 2020-2021, extremando las medidas de seguridad y salud.

Durante julio, ha publicado una Guía general para la organización y desarrollo de la actividad educativa para el curso 2020-2021 en todos los centros sostenidos con fondos públicos de Extremadura, un Protocolo preventivo de apoyo para estos mismos centros y una instrucción por la que se unifican las actuaciones correspondientes al inicio y desarrollo del curso escolar, entre otros documentos.

En base a dichos documentos, los centros educativos han elaborado sus respectivos planes de contingencia, que les permitirá adaptarse a la nueva realidad impuesta por la pandemia con una nueva organización escolar.

Para garantizar la presencialidad, la consejería ha diseñado un modelo en el que se han contemplado los espacios con los que cuentan los centros y la bajada de ratio por profesor, así como la creación de grupos de convivencia estables hasta 4º de Primaria, desdobles para garantizar el 1,5 metros de distancia de seguridad de 5º de Primaria hasta 4º de ESO y una distancia mínima, como en el caso de la Universidad de Extremadura, en Bachillerato y FP.

Todo ello ha supuesto un aumento de plantilla inicial de 614 docentes.

Además, ha adquirido 15.000 pupitres unipersonales, y dos millones de mascarillas y pantallas faciales que irán llegando a los centros a partir del 24 de agosto.

Asimismo, los centros educativos han recibido una bolsa económica única que oscila entre los 500 y los 4.000 euros, en función del número de alumnos de cada uno de ellos.

Con el fin de seguir mejorando la dotación tecnológica del alumnado extremeño, Educación ha adquirido 8.000 nuevos dispositivos tecnológicos que se suman a los 14.000 existentes.

Docentes, alumnado y familias podrán mejorar su competencia digital con la formación que se les ofrecerá los primeros días de septiembre, ha expresado.

En la actualidad la Consejería de Educación está trabajando también en la ampliación de las plantillas de limpiadores, de administradores informáticos para los CEIP, de técnicos de educación infantil y de monitores de comedores escolares, aulas matinales y Actividades Formativas Complementarias (AFC). El número exacto se dará a conocer los primeros días de septiembre.

Y en línea con su apuesta por la inclusión educativa y la atención a la diversidad, también está trabajando en la redacción del programa ‘Proa Plus’, un programa específico de refuerzo escolar para alumnado con necesidades educativas especiales en el que se invertirán 1,6 millones de euros.

El inicio del curso, como ya se avanzó cuando se publicó el calendario escolar, es el 1 de septiembre para los docentes y el día 10 para el alumnado de segundo ciclo de Infantil, Primaria, Educación Especial y ESO, mientras que los alumnos de Bachillerato arrancarán el 11 de septiembre, entre otras enseñanzas.

CCOO dice que Educación “no garantiza presencialidad” en septiembre

CCOO advierte que, a dos semanas del inicio de curso, la Consejería de Educación “no ha ampliado el servicio de limpieza ni la plantilla de profesores”, tampoco ha firmado convenios con los ayuntamientos para ampliar espacios y “no ha permitido a los colegios públicos hacer obras”, por lo que “no está garantizada la presencialidad” en septiembre.

Aunque a CCOO le “parece muy bien” el anuncio del viceconsejero de Sanidad, Antonio Zapatero, de hacer un estudio serológico a miles de alumnos tras la reapertura de los colegios, considera que “a día de hoy no está garantizada la vuelta y que los alumnos puedan permanecer en el colegio, porque no se han puesto en marcha medidas para garantizar la presencialidad”.

Para hacer este estudio, “los niños tienen que estar en el colegio y poder continuar en él”, habiéndose puesto las medidas necesarias “para no tener que dejar la presencialidad a los pocos días de inicio del curso, que pasa obligatoriamente” por bajada de ratios, adaptación de la organización de los centros, contratación de más profesorado y distintos perfiles, y más profesionales de limpieza, explica la secretaria de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín.

Además, “no podemos esperar al resultado de ese estudio. No puede ser que Madrid no haya tenido capacidad para tomar medidas desde el 1 de julio. Hay inseguridad, indignación por parte de la comunidad educativa, por el abandono” de la consejería, ha dicho la secretaria de Enseñanza de CCOO, Isabel Galvín.

Ese estudio serológico para conocer la inmunidad de alumnos y profesores ante la covid “debería formar parte de un plan que no existe, ya que la única documentación son notas de prensa y un ‘power point”, sin que los sindicatos sepan “con qué escenario está trabando la Consejería de Educación”, continúa.

Tras indicar que Italia ha estabilizado a 100.000 profesores y contratado entre 58.000 y 80.000 para bajar las ratio de alumnos por grupo, Galvín ha criticado que “el Gobierno regional haya recibido ya 400 millones de euros” del Gobierno central y no haya emprendido un verdadero plan de digitalización, ni haya contratado profesores, cuya necesidad CCOO fija en unos 11.000.

“Nos estamos jugando el futuro de más de 1,2 millones de niños” continúa la secretaria que ha preguntado dónde están las enfermeras escolares, una para cada centro, así como los profesionales de limpieza porque “hay que multiplicar horarios de limpieza. Cada vez que un grupo de alumnos de instituto se desdobla o tienen una asignatura optativa hay que limpiar el aula y con las plantillas actuales es imposible”.

Galvín también pregunta “qué se va a hacer si un alumno es positivo, ¿se cierra el centro?”, algo que ya han definido con planes otras comunidades autónomas pero no Madrid, donde el 1 de septiembre los profesores vuelven a los centros, el día 4 Infantil y el día 8 Primaria.

Si la Consejería de Educación “espera un plan nacional, tenía que haberse peleado por ello”, según Galvín para quien “no puede ser que Madrid no tenga capacidad para organizar la educación presencial”.

“La situación es tan grave que hasta las medidas ordinarias no siguen su curso normal. No ha llegado dinero para el Plan Accede de libros de texto, los centros no han podido comprarlos todavía. No se han entregado obras: hay más de 100 centros en obras y más de 70 con Inspección técnica de edificios (ITE) negativas”, según este sindicato.

EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here