Madrid construirá 9 colegios y ampliará 21 para crear 9.015 nuevas plazas

0
159
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid.

Madrid, 31 ago (EFE).- La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha anunciado este lunes que entre 2020 y 2021 prevé crear 9.015 nuevas plazas escolares mediante la construcción de nueve centros públicos y la ampliación de otros 21, con una inversión de 105 millones de euros.

Además, de cara al inicio del curso, ha señalado que la Comunidad ha adquirido 60.000 mamparas y que está “avanzada” la compra de 200 aulas prefabricadas, instalaciones que, pese a estar “muy estigmatizadas”, son ahora “muy oportunas” como “solución temporal” para bajar las ratios de alumno por aula en los centros que disponen de menos espacio.

Ayuso ha declarado que la bajada de las ratios “es un desafío al que nos enfrentamos todas las comunidades” y que en condiciones normales requeriría de “una reforma educativa a largo plazo”, pero que tendrá que acelerarse ante la situación sanitaria.

Según han precisado a Efe fuentes de la Comunidad, durante el próximo año se construirán en la región nueve centros, con 3.975 plazas en total: cinco IES (en Alcalá de Henares, Parla y tres en Madrid, en Butarque, Aravaca y Montecarmelo), tres CEIP (en Rivas-Vaciamadrid y dos en la capital, en Ensanche de Vallecas y Valdebebas) y un centro de educación especial en Torrejón de Ardoz.

Se trata, tanto en estos casos como en los de las 21 ampliaciones, de obras que “han comenzado o comienzan en los próximos meses, por lo que -señalan desde el Gobierno- probablemente no estarán para el presente curso”.

De las 9.015 plazas, 4.980 serán de Secundaria y Bachillerato, 3.255 de Infantil y Primaria, 660 de CEIPSO y 120 de centros de educación especial.

Ayuso ha manifestado, por otro lado, su intención de “adelantar todas las obras” dirigidas a la adecuación y adaptación de los centros a la situación sanitaria, que actualmente ascienden a 550 actuaciones por valor de 35 millones de euros.

Respecto a las aulas prefabricadas, ha destacado su idoneidad como “solución temporal” al proporcionar a los alumnos aislamiento térmico, acceso directo a los patios y “gran ventilación”.

Y ha añadido que la Comunidad está contando “con la colaboración de muchísimos ayuntamientos” para obtener nuevos espacios docentes que permitan rebajar las ratios.

“Vamos a poder construir aularios en lo que eran, por ejemplo, centros culturales”, ha dicho la presidenta, quien no ha especificado cuántos espacios de este tipo podrían estar operativos al iniciarse el curso.

A su vez, el Gobierno autonómico destinará “entre 5 y 6 millones de euros” para reforzar los servicios de limpieza de los centros públicos, que depende de los ayuntamientos.

Según la planificación diseñada por la Comunidad de Madrid, la vuelta a las aulas se realizará escalonadamente durante las próximas dos semanas, empezando por los alumnos del primer ciclo de Educación Infantil (0-3 años), el viernes 4 de septiembre.

“Tendremos una vuelta al colegio segura”, ha aseverado Ayuso, quien ha apuntado que la anunciada contratación de 10.610 profesores “no será un problema” y que el principal desafío radica en adaptar las infraestructuras ante un curso que será presencial por completo y con menos alumnos por aula hasta segundo de la ESO y semipresencial en el resto de etapas educativas.

Madrid tardaría de 4 a 10 años en construir aulas para ratio de 15 alumnos

El consejero de Educación en la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, ha descartado este lunes la propuesta de la Plataforma por la Escuela Pública para bajar la ratio hasta 15 alumnos por aula para evitar contagios y ha señalado que serían necesarios entre 4 y 10 años para construir las infraestructuras.

El consejero de Educación ha señalado en una entrevista con Radio Nacional que hicieron este estudio durante el verano.

 Madrid ha planteado ratios de 20 alumnos por aula hasta  secundaria y de 23 en la ESO, un objetivo que implica desdoblar grupos. La Consejería de Educación espera a que los centros estudien cómo crear nuevas aulas para contratar después a los docentes necesarios.

Ossorio ha señalado que primero se busca espacios en los propios centros, después se acude a espacios municipales y si estas opciones fallan se instalarán prefabricados, una opción “estigmatizada” que no pueden descartar. “Si nada de eso funciona”, el último escenario es colocar mamparas.

La Consejería está inmersa en un trabajo “frenético” para dotar a los centros de gel, mascarillas y para testar a docentes.

El consejero ha admitido que la lógica de los grupos burbuja, grupos estables de alumnos que serán siempre los mismos, se romperá en las actividades extraescolares, donde ha pedido extremar la precaución y mantener la distancia de 1,5 metros.

En los comedores la organización dependerá de cada centro y algunos se plantean que los grupos coman en las aulas, como en el caso del colegio El Bercial que el consejero ha visitado este lunes con la presidenta regional Isabel Díaz Ayuso.

Preguntado por la posibilidad de ayudas autonómicas para los padres que tengan que quedarse en casa con sus hijos en cuarentena, el consejero ha dicho que estarán pendientes de que lo que decidan los ministerios de Educación y Trabajo y ha recordado que en marzo se recomendó a las empresas teletrabajo y en su caso dieron permisos y teletrabajo a sus funcionarios.

Además, ha vuelto a reclamar una solución común de las autonomías ante las familias que no quieran llevar a sus hijos a los centros, una decisión ilegal dado que la educación hasta ciertos niveles es obligatoria, aunque a juicio de Ossorio la normativa choca con el “sentido común” en un contexto de crisis sanitaria. EFE

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here