De caso modelo al desastre: Israel a las puertas de un nuevo confinamiento

0
155

Agencias.- A seis meses del comienzo de la pandemia, Israel ha pasado de ser caso modelo al desastre, con una de las tasas de morbilidad más altas del mundo. ¿Qué ocurrió? Según los expertos: politización de la crisis, exceso de confianza, falta de credibilidad de las autoridades y poca disciplina social.

El 12 de marzo, hace exactamente seis meses, Israel anunciaba el cierre de todas las escuelas y universidades del país. En ese momento registraba 109 casos confirmados y ninguna muerte por la pandemia. Luego lo harían los bares, restaurantes y todos los comercios no esenciales, medidas que, junto al rápido cierre de sus fronteras y frente a la escasa cifra de casos confirmados, fueron de las más drásticas del mundo.

El 19 de abril, a menos de un mes de registrar su primera muerte por coronavirus, con poco más de 13.000 infectados -con unos nueve millones de habitantes- y tras un intenso y efectivo confinamiento total, el Gobierno dio por terminada la peor fase de la pandemia.

¿Cómo llegó entonces a tener hoy una de las tasas de morbilidad más altas del mundo -más de 400 infectados por millón de habitantes durante la última semana-? ¿Qué trajo al país a la situación actual, con más de mil muertes y cerca de 150.000 casos y a punto de decretar un nuevo cierre total para frenar una segunda oleada fuera de control?.

El propio primer ministro, Benjamín Netanyahu, reconoció en julio, más de un mes después del comienzo de la segunda ola, que la desescalada de abril fue «demasiado pronto y demasiado rápida».

Mientras que la tasa de morbilidad de Israel es una de las más altas del mundo, la cantidad de muertos sobre el total de contagiados fue y sigue siendo una de las más bajas (menor al 1%).

Esto, explican, se debe no solo a que un porcentaje importante de los contagiados son jóvenes sino sobre todo a la preparación del sistema hospitalario que, sin embargo, advierten, podría saturarse pronto y, tal como sucedió en eñ Estado español o Italia, conllevaría un veloz aumento de los índices de mortalidad.

Este domingo, cuando se vote si se aplica o no de nuevo el cierre total de la actividad en el país y se establezcan sus plazos y condiciones, quedará claro si, aunque tarde, el Gobierno israelí ha identificado sus errores y está dispuesto a arreglarlos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here