El Nobel premia la austeridad y la claridad de la poesía de Louise Glück

0
245
louise glück. Twitter

Agencias.-La estadounidense Louise Glück ha ganado este jueves el Nobel de Literatura por su «inconfundible» voz poética, caracterizada por una austera belleza y la búsqueda de la claridad, según el fallo de la Academia Sueca.

Capaz de «hacer universal la existencia individual», la obra de la poetisa neoyorquina (1943) destaca por recurrir al tema de la vida familiar y la infancia, por su inteligencia sobria y por el sentido refinado de la composición, que la han convertido en un referente de la lírica estadounidense.

Ya desde su debut en 1968 con «Firstborn», el primero de los doce poemarios que ha escrito esta catedrática de inglés en la Universidad de Yale (EE.UU.), fue aclamada como una de las voces más prometedoras de la literatura contemporánea de su país.

«En sus poemas el yo escucha lo que queda de sus sueños y desilusiones, y nadie puede ser más duro que ella en confrontar las ilusiones del yo», escribe en la motivación del premio el presidente del Comité Nobel de Literatura, Anders Olsson.

Inspirada por la mitología y otros motivos clásicos, Glück busca lo universal sin ocultar lo doloroso y prescindiendo de ornamento poético, según el jurado.

LA DECIMOSEXTA MUJER EN GANAR EL NOBEL

Y con su obra de una veintena de títulos -con una aplastante mayoría de poemarios y de ensayos sobre poesía- Glück se ha convertido en la décimosexta mujer que gana el Nobel de Literatura, que ha distinguido a 117 autores en más de un siglo de historia.

De esas 16 mujeres, 7 lo han recibido en los 20 años que han transcurrido del siglo XXI: Elfriede Jelinek (2004), Doris Lessing (2007), Herta Müller (2009), Alice Munro (2013); Svetlana Alexievich (2015); Olga Tokarczuk (2018)y este año Glück.

Mientras que en todo el siglo XX -los primeros Nobel se entregaron en 1901- solo lo consiguieron 9 mujeres: Wislawa Szymborska (1996), Toni Morrison (1993), Nadine Gordimer (1991), Nelly Sachs (1966), Gabriela Mistral (1945), Pear S. Buck (1938), Sigrid Undset (1928), Grazia Deledda (1926) y Selma Ottilia Lovisa Lagerlöf (1909).

Glück no era uno de los nombres que más sonaba en las quinielas previas al fallo, en la que destacaban el keniano Ngugi Wa Thiong’o, la guadalupeña Maryse Condé, la rusa Liudmila Ulítskaya, la estadounidense Margaret Atwood y la canadiense Anne Carson, de entre los 187 nominados, cifra que era lo único que se conocía con seguridad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here