La operación contra el desvío de fondos a Waterloo se salda con 21 detenidos

0
239
Carles Puigdemont,

Agencias.- La operación de la Guardia Civil contra el supuesto desvío de fondos públicos para financiar los gastos del expresidente Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica) se ha saldado con 21 detenidos, entre ellos el exconseller de ERC Xavier Vendrell, el empresario Oriol Soler y el exdirigente de CDC David Madí.

Según ha informado la Guardia Civil en un comunicado este miércoles, las detenciones se han practicado en el marco de la tercera fase de la Operación Volhov, dirigida por el titular del Jugado de instrucción 1 de Barcelona, que investiga una supuesta trama de desvío de fondos públicos de la Diputación de Barcelona y la Plataforma pro Selecciones Deportivas Catalanas.

Los detenidos, entre los que también figuran el historiador Josep Lluís Alay, jefe de la oficina de Carles Puigdemont, y el excónsul honorario de Letonia en Barcelona y presidente de la Plataforma pro selecciones catalanas, Xavier Vinyals, están acusados de los delitos de malversación de fondos públicos, prevaricación y blanqueo de capitales.

La investigación, que se tramitó durante año y medio en una pieza secreta, deriva de la causa abierta por el juez contra una trama de presunta concesión fraudulenta de subvenciones a fundaciones afines a CDC, uno de cuyos principales imputados es el exdirigente de este partido Víctor Terradellas.

En los 31 registros practicados este miércoles por la Guardia Civil por orden judicial se ha intervenido gran cantidad de documentación, así como soportes informáticos y telefonía móvil para su estudio y análisis. Según la Guardia Civil, la investigación continua abierta, por lo que no descartan que en los próximos días haya nuevas detenciones.

El juez, que ha precipitado la operación a raíz de los indicios recabados durante meses de intervenciones telefónicas, también investiga la relación de alguno de los detenidos con las actividades de Tsunami Democràtic, de lo que podrían derivarse delitos contra el orden público. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here