El Juzgado prohíbe a los Franco mover los bienes del Pazo de Meirás

0
111
Pazo de Meirás, antigua residencia de Emilia Pardo Bazán, fue donado en 1.938 por las autoridades franquistas coruñesas a Francisco Franco.

Agencias.- El Juzgado de Primera Instancia número 1 de A Coruña ha prohibido a la familia Franco “trasladar o retirar ningún tipo de bien del Pazo de Meirás” mientras se realiza un inventario, informan fuentes jurídicas.

Así, la titular del Juzgado, Marta Canales, ha estimado la petición de medida cautelar efectuada este lunes por el Estado, respaldada también por la Xunta, y ha acordado la realización de un inventario que abarque la totalidad de los bienes existentes, tanto en el interior como en el exterior del Pazo de Meirás.

El registro, que se elaborará con la colaboración de los técnicos de la Consellería de Cultura de la Xunta de Galicia, comenzará a realizarse el día 11 de noviembre a las 10.30 horas, bajo supervisión de la comitiva judicial.

Para garantizar el cumplimiento de la resolución, el Juzgado ha requerido a la Guardia Civil que establezca un dispositivo de vigilancia en el inmueble, ya que hasta que el documento no esté finalizado y la jueza lo autorice expresamente, la familia Franco no podrá trasladar ni retirar ningún tipo de bien del recinto.

El Estado ha asegurado que la “inmediata” realización de un inventario es “necesaria” debido a la “celeridad con que los demandados pretenden proceder al vaciado del pazo de Meirás” y al “riesgo” de que un edificio “con sus especiales características y nivel de protección, sea vaciado sin ningún tipo de constancia de los bienes que se encuentran en su interior”.

Además, justifica la solicitud de la medida para garantizar que su derecho a la propiedad del inmueble y de todos sus elementos o pertenencias “no se vea comprometido de cara a una eventual ejecución definitiva” de la sentencia.

Los Franco notificaron la mudanza del Pazo de Meirás que ha de quedar vacío antes del 10 de diciembre

Y arrecia de nuevo la polémica ante el desalojo de un edificio y sus anexos que disfrutaron durante más de 80 años, dado el alto valor de muchas de las piezas históricas y obras de arte con las que se hizo la familia durante la dictadura.

Entre estos bienes están las estatuas de los profetas Abraham e Isaac que formaban parte del Pórtico de la Gloria de la Catedral de Santiago. Serán trasladadas a un lugar que no se ha revelado en los próximos días, dentro de uno de los muchos camiones que los nietos del caudillo han fletado para vaciar el pazo.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Galicia aseguran que los camiones anunciados no han llegado todavía a la propiedad.

El BNG reclamó una urgente intervención del Gobierno gallego para “garantizar y salvaguardar los bienes que forman parte del patrimonio público y que son fruto de expolio franquista”. 

La familia del dictador, por el contrario, tiene claro que la histórica sentencia que les obliga a devolver al Estado la propiedad solo se refiere al continente, es decir, el pazo y sus fincas, pero en ningún caso a lo que alberga en su interior.

  Y dentro de las Torres de Meirás, concebidas por Emilia Pardo Bazán como refugio literario a finales del siglo XIX, son muchas las piezas de valor.

Cuando Franco se hizo con el inmueble en 1938, en plena Guerra Civil, las herederas de la ilustre escritora ni siquiera pudieron recuperar ninguno de sus enseres. Allí sigue parte de la biblioteca de Pardo Bazán, unos 3.200 libros, que acaba de catalogar, tras varias años de ardua labor, la Real Academia Galega con el fin de declararla también bien protegido del patrimonio.

La conocida afición de la esposa del dictador, Carmen Polo, por las antigüedades hizo que llenara la mansión de Meirás de toda clase de obras y piezas históricas procedentes de todos los rincones de Galicia.

Entre estas piezas hay una pila medieval de una iglesia de Muxía que misteriosamente pasó de la Costa da Morte a la residencia estival de los Franco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here