Millet, presidente del Palau de la Música durante tres décadas, acusa a CDC de recibir pagos de Ferrovial a cambio de obra pública La Fiscalía pide penas de 27 años de cárcel para Fèlix Millet y para su segundo y su hija, Jordi Montull y Gemma 26

0
166
Félix Millet.

viamadridtv.es-. (EFE).- El expresidente del Palau de la Música Fèlix Millet ha acusado hoy a CDC de recibir pagos en metálico de Ferrovial a cambio de obra pública durante los gobiernos de Jordi Pujol, a través de la entidad cultural y de su fundación afín.


En la primera sesión de declaraciones de los acusados en el juicio del caso Palau, la ex directora financiera de la institución, Gemma Montull, ha refrendado las acusaciones de Millet y ha dicho que CDC les entregaba facturas falsas para justificar ante Hacienda las comisiones.

Millet, que hasta ahora había negado cualquier implicación de CDC en el expolio del Palau de la Música -que se calcula que asciende a 30 millones de euros-, ha confesado en la primera parte de su intervención haber desviado fondos de la entidad para gastos particulares, obras en su casa, viajes o las bodas de sus hijas, y se ha disculpado por lo que cree que fue “una equivocación”.

Posteriormente, a preguntas del fiscal Anticorrupción Emilio Sánchez Ulled, ha reconocido que sirvió de intermediario para el pago de comisiones ilegales de Ferrovial a CDC a cambio de la adjudicación de obra pública, ‘mordidas’ que afirma que se enmascaraban a través de “patrocinios” de la constructora.

Según Millet, las comisiones ilegales duraron “muchos años”, sin precisar el periodo, y se entregaban en mano en el propio edificio del Palau de la Música al menos al extesorero de CDC ya fallecido Carles Torrent, al que después sucedió Daniel Osàcar.

El acusado ha dicho desconocer si los cargos de CDC, más allá de sus tesoreros, estaban al corriente de los pagos de comisiones, pero ha precisado: “Supongo que sí, pero no sé, es una opinión mía”.

Fuentes cercanas al expresidente catalán y exreponsable de CDC, Artur Mas, han informado de que el dirigente se pronunciará públicamente una vez hayan declarado los principales encausados en el juicio del Palau, incluido Daniel Osàcar.

Millet, presidente del Palau de la Música durante tres décadas tampoco ha aclarado dónde fueron a parar los 9,6 millones de euros saqueados -la mayoría en cheques al portador cobrados en ventanilla- cuyo destino se desconoce, escudándose en que él no llevaba la contabilidad de la institución.

Millet ha reconocido, en cambio, que las comisiones entregadas por la constructora Ferrovial se las repartía con CDC, que se quedaba con un 2,5%, mientras que los exresponsables del Palau se llevaban el 1,5 %: un 1 % para él y el 0,5 % restante para su mano derecha, Jordi Montull.

“No lo dije en mi confesión (de 2009) pero esa es la verdad”, ha recalcado Millet, que ha precisado: “Convergencia sabía que Ferrovial daba ese dinero a cambio de que se le adjudicara obra pública, las interioridades de CDC no las conozco”.

Millet ha desvelado que el extesorero de CDC Daniel Osàcar -para quien la Fiscalía pide siete años y medio de cárcel- es el “Daniel” cuyo nombre figura en la documentación incautada en el Palau de la Música vinculada al pago de comisiones ilícitas, aunque ha apostillado que era Jordi Montull quien trataba con él.

También ha identificado así al “Daniel” de las anotaciones Gemma Montull, hija del ex número dos del Palau, que entre lágrimas ha dedicado gran parte de su declaración a detallar la mecánica que se seguía para hacer llegar a la formación nacionalista las comisiones de Ferrovial, una trama que según su versión ya estaba en marcha cuando ella llegó en 2003.

Según Gemma Montull, la mayor parte de las sumas que entregaba la constructora como patrocinios iba a parar a manos de CDC a través de tres mecanismos: los convenios que la entidad firmó con la fundación Trias Fargas (hoy Catdem) afín a CDC, pagos en efectivo y facturas falsas por servicios prestados al partido cargadas al Palau.

En ese sentido, Montull ha acusado al extesorero de CDC Daniel Osàcar de haber entregado al Palau una serie de facturas falsas para que estos pudieran justificar ante Hacienda las comisiones en efectivo recibidas de la constructora Ferrovial.

Ha explicado que Osàcar facilitó esas facturas cuando Hacienda empezó a investigar al Palau por su gran cantidad de reintegros bancarios, lo que motivó que Millet se dirigiera el partido para advertirles: “Tenemos un problema, dadme una solución”.

Gemma Montull ha negado rotundamente haberse llevado un “solo euro” del Palau de la Música, tras asegurar que el “control absoluto” de la entidad lo ostentaba Fèlix Millet con la colaboración de su padre, Jordi Montull, que está previsto que declare mañana, antes de que lo haga Daniel Osàcar.

Jordi Montull exculpó la pasada semana a su hija de cualquier responsabilidad en el saqueo del Palau y anunció que en su declaración dirá “la verdad de todo”, tras ultimar un pacto con la Fiscalía para salvarla de entrar en prisión a cambio de implicar a CDC.

La Fiscalía pide penas de 27 años de cárcel para Fèlix Millet y Jordi Montull y de 26 para Gemma Montull

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here