Se entrega en Lanzarote el sospechoso de la desaparición de su pareja, Marian

0
79

Agencias.- La investigación por la desaparición de Marian, una mujer de 66 años de origen vasco residente en la localidad de Gáldar, sigue en curso para determinar si se trata de un nuevo crimen machista, tras la entrega en comisaria del que era su pareja desde hace pocos meses y que estaba en busca y captura.

El hombre, de 43 años y natural de Sevilla, vivía con Marian en las inmediaciones del paseo de Los Guanartemes, donde compartían una habitación desde hace aproximadamente dos meses, poco después de que él llegara a la zona buscando un alojamiento, según han explicado los vecinos de este barrio, conocidos de la desaparecida desde hacía varios años.

En declaraciones a Efe, un vecino de la zona, Johnson Ruiz, ha explicado que fue él quien alertó a las fuerzas policiales de la desaparición de la mujer, cuya única familia son un hermano y un primo, que residen en el País Vasco. Según su testimonio, el pasado 24 de diciembre, Marian, María de los Ángeles, le aseguró que no sabía si acudiría a cenar con sus conocidos por Navidad porque “éste -en referencia a su pareja- está echando cosas en cara”.

El día 25 Marian y Johnson volvieron a intercambiar algunos mensajes a través de ‘Whatsapp’, pero el pasado domingo dejó de tener noticias de ella, motivo por el que preguntó a su pareja, quien le contestó: “Se marchó ayer enfadada”. Esta conversación hizo sospechar a Ruiz, quien decidió ir a la Policía a denunciar la desaparición, y así se lo comunicó a la pareja de Marian, quien -según su relato- le aseguró que se iba a entregar.

El confinamiento por la pandemia de coronavirus ha hecho que España registre en 2020 la cifra anual más baja de crímenes machistas desde que comenzaron a elaborarse las estadísticas en 2003, con un total de 43 mujeres asesinadas por sus parejas o exparejas.

Los tres meses del confinamiento y las sucesivas restricciones de movilidad han tenido un impacto en la violencia de género, que ha aumentado en sus formas de control y psicológica, pero que se ha reducido en sus exponentes letales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here