EFE.- La viróloga Margarita del Val considera que 2021 ha comenzado con la cuarta, y no tercera, ola de la pandemia, y ha alertado además de que “estamos en el peor momento en cuanto número de contagios” después de fechas de muchos contactos sociales y debido al frío y a las actividades en interiores mal ventilados.

Del Val, investigadora del Centro de Biología Molecular y coordinadora de la Plataforma de Salud Global del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), ha incidido en que las vacunas “nos sitúan en el principio del fin”, pero también en que al ritmo actual en Semana Santa solo estará vacunado el 3 por ciento de la población mayor de 65 años.

“Para mí es la cuarta ola sin ninguna duda. Estamos subiendo la oleada de invierno, lanzada por las compras prenavideñas y las reuniones de Nochebuena, Nochevieja y Reyes. Estas están separadas por una semana, el tiempo en el que, si te has contagiado, el virus está multiplicándose para contagiar más fácilmente. El confinamiento de unos días por la borrasca y la nevada del siglo quizá atenúa un poco los contagios, a ver si hay suerte”, ha añadido.

Del Val ha pedido a la población “no relajarse” y seguir “durante meses” con las medidas de protección frente al coronavirus. No obstante, ha subrayado el avance que está suponiendo la llegada de las primeras vacunas contra el Covid-19, sugiriendo que si la colaboración mundial se mantiene durante los próximos meses pueden aparecer nuevas soluciones que ahora “ni siquiera” se pueden imaginar. “A lo mejor ya tenemos antivirales para quienes no puedan vacunarse a tiempo”, ha comentado.

En relación a las vacunas de Pfizer y Moderna, las únicas autorizadas en la actualidad, la viróloga ha explicado que son “muy eficaces” a corto plazo y han “sobrepasado de largo” las cifras a las que había que llegar para confirmar que su eficacia era buena. Además, prosigue, la protección de los síntomas es “muy alta”, aunque “hay que esperar” a ver si esta protección disminuye con el paso del tiempo.

Por ello, Del Val ha aconsejado ponerse las dos dosis de las vacunas, ya que con ellas se consigue entrenar al sistema inmunitario. “Las vacunas le enseñan a reconocer al agente infeccioso, del que llevan una porción (en este caso, la proteína S) para que responda.

La infección natural también entrena al sistema inmunitario, pero con un gran riesgo en forma de síntomas leves, graves o incluso la muerte. Las vacunas lo entrenan de una manera inocua salvo el malestar al que me he referido. La primera dosis pone en alerta a nuestros linfocitos, y la segunda les proporciona una memoria inmunitaria más potente y duradera.

De hecho, la segunda dosis produce como 50 veces más respuesta neutralizante del virus. Si queremos entrenar bien al sistema inmunitario, hay que ponerse las dos”, ha comentado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here