“Las niñas” y “Antidisturbios” se coronan en los 26 Premios Forqué”

0
118
Fuente: Filmaffinity

Madrid, 17 ene (EFE).- “Las niñas”, opera prima de la zaragozana Pilar Palomero y “Antidisturbios” de Rodrigo Sorogoyen e Isabel Peña se han coronado esta noche como mejor largometraje de ficción y mejor serie respectivamente en la 26 edición de los Premios Forqué que conceden los productores audiovisuales asociados en EGEDA.

La primera gran cita cinematográfica del año se ha celebrado en el Palacio Municipal de IFEMA de un Madrid aún afectado por las consecuencias del temporal Filomena, y con medidas anti-covid como la restricción del aforo a menos del 20% en el auditorio -alrededor de 300 invitados-, distancia de seguridad y mascarillas tanto en el auditorio como en la alfombra roja.

Ambientada en Zaragoza en 1992, “Las niñas” se adentra en el universo de una adolescente que estudia en un colegio de monjas, sus relaciones de amistad y con su madre soltera. La película se estrenó en la Berlinale y en el Festival de Málaga ganó el premio principal, la Biznaga de Oro.

En cuanto a “Antidisturbios”, una ficción de Movistar+ que muestra el día a día de estos controvertidos profesionales, es la primera serie que inscribe su nombre en el palmarés de los Premios Forqué, hasta ahora centrados en lo cinematográfico.

Los premiados recogían las estatuillas de una peana situada en el escenario, para evitar el contacto físico. Javier Cámara y Patricia López recibieron las de mejor actor y actriz de cine; el primero, que no pudo acudir personalmente, por la comedia “Sentimental” de Cesc Gay, en su quinta nominación a los Forqué y la primera vez que lo gana.

La actriz vasca, muy emocionada, sí subió al escenario de IFEMA a recoger el galardón por su trabajo en “Ane”, un drama madre-hija del debutante David Pérez Sañudo.

En series, las mejores interpretaciones reconocidas fueron las de Hovik Keuchkerian por su papel de jefe de escuadrón en “Antidisturbios” y Elena Irureta por “Patria”.

Keuchkerian puso la nota más conmovedora de la noche al pedir al público que se pusiera en pie para mantener un minuto de silencio como gesto de respeto y recuerdo a las víctimas del covid-19, mientras que Irureta, que recibió una enorme ovación, rompió el protocolo al pedir a su compañera de reparto Ane Gabarain, también nominada, que la acompañara en el escenario.

El premio a mejor película latinoamericana fue para la mexicana “Nuevo Orden” de Michel Franco, una brutal distopía que pone la lucha de clases en primer término y que obtuvo el Gran Premio del Jurado en el pasado Festival de Venecia.

Y en el apartado documental, el premio fue para “El año del descubrimiento” de Luis López Carrasco, una película que al igual que “Las niñas” se remonta a la España de 1992, pero en su caso para plantear un análisis del pasado y presente de la clase obrera española, mediante el recuerdo de las revueltas que hicieron arder el parlamento murciano aquel año.

El palmarés lo completan “Yalla” de Carlo D”Ursi como mejor cortometraje, una historia de denuncia sobre la situación de los niños en la franja de Gaza, y “Uno para todos” de David Ilundain, Premio al Cine y Educación en Valores, otorgado en colaboración con la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción.

La gala presentada por Aitana Sánchez-Gijón y Miguel Ángel Muñoz rindió homenaje a todos aquellos sectores de la sociedad que han sido claves durante la época de confinamiento. Representantes de la sanidad, trabajadores de supermercados, los cuerpos de seguridad o los transportistas subieron al escenario para presentar los premios, poniendo al público a aplaudirles de pie.

El honorífico, la Medalla de Oro de EGEDA fue para Fernando Colomo y Beatriz de la Gándara, que llevan produciendo conjuntamente desde 1993 y que han sacado adelante las óperas primas de directores hoy consagrados como Mariano Barroso, Icíar Bollaín o Daniel Calparsoro además de la filmografía del propio Colomo.

El director de “Bajarse al moro” aseguró que es “un honor” recibir un premio con el apellido Forqué y reconoció el trabajo de los organizadores de este acto “por todas las dificultades que conlleva en el año más difícil y complicado”.

De la Gándara expresó su agradecimiento y su deseo de seguir trabajando en el cine, “aunque sea difícil”, y aprendiendo en un oficio que requiere “mucha paciencia, tesón y humildad”.

La gala, retransmitida por La 1 de RTVE, arrancó con un monólogo de Imanol Arias recordando la importancia que ha tenido la cultura en el último año de pandemia y un número musical de Pablo Alborán haciendo una versión con piano de “What a wonderful world”, al que han seguido otros números musicales de Pablo López o el director de orquesta Luis Cobos.

Por la alfombra roja desfilaron nominados y presentadores, entre ellos Mario Casas, Raúl Arévalo, Javier Calvo, Javier Ambrossi, Natalia de Molina, Álvaro Morte o Belén Cuesta; y autoridades como el ministro de Cultura y Deportes, José Manuel Rodríguez Uribes, el vicepresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio Aguado y el presidente de EGEDA, Enrique Cerezo.

Cerezo manifestó que la celebración de esta gala es una muestra de respaldo a la cultura y de reconocimiento al papel que ha jugado durante la pandemia y el confinamiento para mantener los ánimos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here